Público
Público

"Quería preguntarle si ella le daría una tartera a su hija"

Sandra Perata, la madre que esta mañana ha tirado un tupper a Aguirre para protestar por la intención de la presidenta de cobrar a los niños que acudan a comedor escolar con comida de casa, explica los motivos de su reacción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sandra Perata, argentina de 47 años y madre de dos niños de 6 y 16 años, tiene serios problemas para llegar a fin de mes. Hoy se ha convertido, sin quererlo, en protagonista del día por haber respondido a 'un impulso espontáneo' y arrojarle un tupper a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, durante el acto de inauguración del curso escolar en el colegio público Virgen de Navalazarza. ¿Su intención? Protestar por la nueva normativa de Aguirre, que cobrará a los alumnos que acudan al colegio con la comida de casa.

¿Cuáles son los motivos de su indignación?

Estoy harta de que a los pobres nos recorten todo. No puedo entender que grandes equipos de fútbol que ganan mucho dinero deban dinero a Hacienda y que yo, si debo un duro, me lo quiten todo. 

¿Cuál es la situación actual de su familia?

Yo soy argentina, pero llevo 12 años en España y estoy casada con un español. Tenemos dos hijos de 6 y 16 años y mi madre, que sólo recibe una pensión de 200 euros, también vive con nosotros. Hace poco yo, que trabajaba en una fábrica, me quedé en paro y mi marido tuvo que cerrar su negocio de venta de empanadillas argentinas. Como era autónomo, él no tiene paro. Sobrevivimos con 600 euros al mes y ya se nos están acabando los ahorros. No sabemos ni cómo vamos a pagar ya el alquiler de nuestra casa y a nosotros, a los pobres, nadie nos ayuda nunca.

¿Cómo afectan los recortes del Gobierno en el gasto escolar de sus hijos?

Mis dos hijos van a colegios públicos (el mayor, ya al instituto) pero en los gastos nos afecta todo: la subida del IVA, los recortes en becas de material escolar y comedor... todo sube y nos están asfixiando.

¿Fue eso lo que le llevó a tirar el tupper a la presidenta?¿Fue un acto premeditado de protesta?

No, para nada. Yo no había reaccionado así en mi vida. Sólo pretendía acercarme a ella, darle el tupper y preguntarle si ella enviaría a una niña de 6 años, que no sabe ni usar el microondas, a la escuela con él. Y además nos quiere cobrar por ello. Pero no era mi intención arrojarle el tupper, fue un impulso totalmente espontáneo que me salió cuando la Guardia Civil me impidió acercarme a ella.

¿Ha tenido repercusiones para usted?

De momento no. Quisieron arrestarme, pero luego se quedó en nada. Tampoco me han multado, aunque estoy un poco asustada con la repercusión que está teniendo este tema...