Público
Público

"Quieren convertir las elecciones en un club privado"

Olga Rodríguez, Javier Couso y Willie Toledo critican la reforma electoral que obliga a los partidos minoritarios a recoger firmas para poder presentarse a las elecciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El actor y activista Willie Toledo, la periodista Olga Rodríguez y Javier Couso, hermano del cámara de Telecinco José Couso, asesinado en Bagdad por el ejército estadounidense, han criticado en un vídeo la reforma electoral que exige a los partidos minoritarios a recoger un número determinado de firmas para poder presentarse en las próximas elecciones generales.

En el vídeo, Rodríguez asegura que la ley que obliga a los partidos sin representación parlamentaria a reunir avales para poder presentarse 'obstaculiza' y 'pone barreras a los partidos minoritarios'. A su juicio, avalar 'significa pedir una democracia real, una democracia abierta y que no favorezca a los dos partidos mayoritarios que están cercanos al gran capital'.

Couso, por su parte, hace un llamamiento 'a avalar a partidos pequeños para ir en contra de esta ley que pretender seguir manteniendo un sistema corrupto y oprimiendo o no dando las mismas oportunidades a cualquier iniciativa pequeña'. 'Tenemos que estar en contra de esta ley electoral en todos sus aspectos que lo único que favocere es el bipartidismo que lo que hace es proteger al neoliberalismo', cuenta.

No han pedido el voto para ninguna formación en concreto

El autor de Razones para la rebeldía y miembro del grupo Animalario, Toledo, denuncia la ley electoral por 'antidemocrática'. 'Yo pido, si creemos en la democracia, en la justicia social y en que este país avance en una cosa mejor que firméis el aval a anticapitalistas para poder presentarse a las elecciones del 20 N', dice para añadir que 'manda huevos la fecha'.

Aunque el vídeo ha sido colgado por Izquierda Anticapitalista, tanto Olga Rodríguez como Javier Couso han precisado a Público.es que ellos defienden el aval para todos los partidos minoritarios de izquierdas y que no han pedido el voto para ninguna formación en concreto. Su objetivo, han explicado, es criticar la actual Ley Electoral y la última reforma del mes de enero, que obliga a los partidos sin representación parlamentaria a recoger un 0,1% de las firmas de todos los ciudadanos con derecho a voto en cada circunscripción.

Ambos han criticado además que la ley electoral perjudique a partidos como Izquierda Unida, que tiene que conseguir más votos para obtener los mismos diputados que, por ejemplo, PP y PSOE.