Público
Público

'Sólo quiero ayudar a conseguir un trabajo a los que lo tienen muy difícil'

Miguel Lobato, dueño de la zapatería donde se sortearán tres contratos laborales entre los clientes, responde a las críticas recibidas por su peculiar iniciativa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El empresario de Jerez que sorteará tres contratos laborales entre sus clientes el próximo mes de marzo ha aclarado a Público lo que pretende con su particular iniciativa, después de que la semana pasada recibiera numerosos comentarios críticos por la idea.

Miguel Lobato, que tiene una cadena de zapaterías con locales en Jerez de la Frontera, Conil, San Fernando y Chipiona, ha puesto en marcha un sorteo entre sus clientes cuyo 'premio gordo' son tres puestos de trabajo por una duración de tres meses. Cuando un cliente adquiere en Loremar productos por un valor superior a 12 euros recibe un boleto para participar en el sorteo. Los contratos serán para los clientes a los cuales las cifras de sus boletos coincidan con las cuatro últimas cifras de los sorteos de la ONCE de los días 4, 5 y 6 de marzo.

Pero mientras unos ven en la iniciativa una original forma de conseguir un trabajo, otros aseguran que es una falta de respeto a los derechos de los trabajadores y critican que el empresario sólo busca mejorar sus ventas. 'Yo no pretendo enriquecerme con esto', afirma Lobato. 'Sólo quiero ayudar a conseguir un trabajo a personas que lo tienen muy difícil ahora en el mercado laboral', remarca este empresario andaluz que asegura que la crisis le ha obligado a recortar gastos, como las líneas telefónicas en sus locales.

Lobato se describe como un empresario atípico. Asegura que en su empresa realiza todo tipo de funciones, 'desde carretillero y transportista, hasta administrador'. 'Muchos clientes me han comentado que no tienen ninguna oportunidad en el mercado de trabajo, porque son mayores o no tienen preparación concreta', explica. 'No he puesto ninguna restricción para el sorteo. Da igual si se tiene 50 años o no se tienen estudios. Si su boleto sale premiado, tendrá trabajo. Es mi manera de ayudarles', afirma, asegurando que es consciente de que hay mucha gente que no conseguirá nunca volver a trabajar, por su edad o porque son rechazados continuamente en las selecciones de personal, por su escasa preparación o su aspecto físico. 'He querido dar las mismas oportunidades a todo el mundo'.

La cifra de paro en la provincia de Cádiz supera ya el 34,5% de la población activa, según la última Encuesta de Población Activa (EPA). 'Si todos los empresarios españoles contrataran al menos uno meses a dos o tres desempleados, mucha gente dejaría de tener los problemas económicos que tienen ahora', argumenta el empresario, que asegura que recibe continuamente currículos de personas y que observó que muchas de ellas apenas tenían preparación o tenían una edad difícil para el mercado laboral actual. 'Hay mucha gente que me dice que nunca le darán un trabajo y yo sé que igual nunca le van a contratar, por lo que yo no hago distinciones, sea como sea la persona', concluye. Sólo en Jerez de la frontera los desempleados superan la cifra de 34.000 parados.