Público
Público

"Sólo quiero que me elijan si creen que soy mejor candidata"

Ministra de Sanidad y vocal de la ejecutiva del PSM. Justifica su postulación en que los socialistas no pueden "dejar escapar la posibilidad de ganar" el gobierno de Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Trinidad Jiménez no es la misma que hace siete años fue candidata a la alcaldía de Madrid. Conserva la misma pasión por la política y todo su entusiasmo vital, pero se le nota el poso de la experiencia adquirida como portavoz municipal en la oposición y como ministra de Sanidad y Política Social. Si José Luis Rodríguez Zapatero afrontó el XXXV Congreso del PSOE sin esconder ni esconderse detrás de Felipe González, lo mismo hace ahora ella con el presidente del Gobierno. En un lateral de su despacho puede verse una fotografía con dedicatoria de su puño y letra: 'Para Trinidad, compañera leal y amable, amiga especial'. Al igual que hizo Zapatero en 2004, se propone convertir el talante en parte sustancial de su proyecto político para Madrid.

¿Qué mueve a alguien que ha alcanzado la cima de un ministerio a arriesgar su cómodo presente político por un incierto futuro electoral?

Lo más fácil y cómodo para mí habría sido quedarme de ministra, pero la posibilidad de ganar es tan importante que no podemos dejarla escapar. Lo que me mueve es el compromiso con el proyecto socialista, la responsabilidad que tenemos como partido ante los ciudadanos y la lealtad con el PSOE y con su secretario general.

Sí, porque nadie creería que dioel paso de postularse sin tenerel apoyo de Zapatero

Su apoyo lo he tenido siempre, desde que hace más de diez años empezamos a trabajar juntos, pero no hizo falta que me pidiera nada. Hablamos muchas veces sobre Madrid y lo que se podía hacer y yo sé muy bien cuándo tengo que asumir una responsabilidad. Zapatero no me impone como candidata, son los militantes los que van a elegir libremente. Yo me estoy teniendo que ganar voto a voto, cada día, y estoy orgullosa de que así sea. Me presento de forma respetuosa y humilde. He podido estar en contacto directo con unos 10.000 militantes y a todos les he dicho lo mismo: 'Yo sólo quiero que me elijáis porque de verdad creéis que soy la mejor candidata'. No quiero que se haga otro tipo de razonamiento, porque no existe. Se ha dicho que llegaba de fuera, pero nadie puede decir que soy paracaidista en mi propia casa (es vocal de la ejecutiva regional). Ser secretario general del partido puede ser una razón para ser candidato electoral, pero no puede ser la única porque nuestro partido no es un fin en sí mismo, nos debemos a los ciudadanos.

Se ha creado el clima de opinión de que si usted gana las primarias gana Zapatero, pero sobre todo el que si usted pierde mañana se estará escribiendo la primera página del postzapaterismo

No comparto ese análisis y no he oído jamás a ningún miembro de este partido cuestionar lo más mínimo el liderazgo de Zapatero. Si ganamos el día 22 de mayo de 2011, ganamos todos. Gana Zapatero, gana todo el PSOE y, sobre todo, ganan los madrileños, pero en estas elecciones soy yo quien se enfrenta a Tomás Gómez.

Si gana, ¿le ofrecerá integrarse en su candidatura electoral?

Es prematuro hablar de eso. Tenemos que esperar a lo que pase el domingo. Lo que sí puedo decir es que si gano actuaré con mucha generosidad interna hacia quienes hayan representado otra opción y lealtad con todos los militantes.

El que gane, ¿debería ejercer también el liderazgo del partido?

Sobre esta cuestión sólo deberíamos hablar pasadas las primarias.

¿Aspira a ser la candidata para cambiar Madrid o para ser un valladar frente al PP ante las elecciones generales de 2012?

Aspiro a gobernar para servir a los intereses generales de los madrileños. Los madrileños tienen muchas expectativas de cambio y están mirando al PSOE para satisfacerlas.

¿A qué expectativas se refiere?

Una tiene que ver con el talante, que en mi caso será de búsqueda de consensos frente a la actitud de confrontación permanente que Aguirremantiene con todos. Hay que recuperar la naturaleza pública de los servicios públicos y también el concepto de buen gobierno, revisando los mecanismos de contratación pública y haciendo de Telemadrid un medio independiente y de calidad.

¿Por qué cree que puede ganar ahora a Aguirre si en 2003 perdió frente a Alberto Ruiz-Gallardón?

Los madrileños han sufrido el Gobierno de Aguirre durante 16 años y yo he adquirido un bagaje político que no tenía hace siete años.

¿Cree que ante el electorado pesará más ese bagaje o el recuerdo de que no agotó su mandato en la oposición?

Me quedé y trabajé. Sólo di un paso atrás cuando ya se estaba eligiendo a un nuevo candidato. La gente lo sabe porque estuve en la calle. Ese es mi estilo de hacer oposición y también de gobernar

¿Cuál sería su primera iniciativa como presidenta?

Convocar a los sindicatos y empresarios para poner en marcha un plan regional por el empleo, con atención específica a los jóvenes, entre los que el paro alcanza el 37%. Es la primera necesidad en Madrid y tendríamos que aprovechar las potencialidades de ser la capital del Estado para captar más inversión extranjera. Tenemos que reforzar también la formación profesional.

Si el empleo es la primera prioridad, ¿cuál sería la segunda?

La sanidad. Hay que destinar más recursos a la sanidad pública, dar protagonismo a los profesionales y reforzar la gestión pública.

¿Y la tercera?

La educación y la dependencia.

También ha hablado de abrir el Metro las 24 horas durante los fines de semana...

Sí. Si en Barcelona se puede hacer, ¿por qué no en Madrid? Ayudaría a reducir los índices de siniestralidad, sobre todo entre los jóvenes.