Público
Público

Racismo Más de un millar de personas claman en Madrid contra el racismo estructural

Bajo el lema "Por una sociedad sin racismo", los manifestantes han pedido la derogación de la Ley de Extranjería española, el cierre de los CIE o las devoluciones en caliente.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Manifestación "Por una sociedad sin racismo" en Madrid. /EFE

Más de un millar de personas de colectivos antirracistas se han congregado en Madrid para la marcha "Por una sociedad sin racismo" que se ha iniciado en Cibeles y ha terminado en la céntrica Puerta del Sol, donde se ha leído un manifiesto general y uno por cada una de las comunidades que han participado en la manifestación.

Los manifestantes han pedido la derogación de la Ley de Extranjería española, el reconocimiento de las comunidades racializadas, el cierre de los CIEs, la despenalización de la manta, el fin de las devoluciones en caliente o de las identificaciones racistas realizadas por la policía.

"Nos os hemos juntado este 12 de noviembre por una sociedad sin racismo y para ello entendemos que las personas que lo sufrimos en primera persona, la comunidad migrante y racializada, tenemos que liderar esta lucha, porque somos los que lo sufrimos, los que sabemos dónde se produce el racismo y somos capaces de señalarlo y crear estrategias para terminar con ello" cuenta a Público  Moha Gerehou, presidente de SOS Racismo Madrid.

Yasmina, activista de la misma asociación, destaca que "el papel de la población blanca es el apoyo". Gerehou, por su parte, añade que "la población blanca tiene que estar en esta lucha acompañándonos, apoyando las estrategias que decidamos seguir en las comunidades y jugar un papel muy activo en esta lucha, ya que es un beneficio para todos, no solo para las personas que lo sufrimos.

Manifestación "Por una sociedad sin racismo" en Madrid. /EFE

"Con esta marcha pedimos que, tanto España como Europa, abran las puertas y los corazones. Tienen que cambiar las leyes y la mentalidad" comenta María Victoria Caro Bernal, de Madrid solidaria con Palestina. "Cuando hay tanta injusticia tenemos que echarnos a la calle y gritar, con valentía y con seguridad, por los derechos de tantas personas que tenemos que vivir en igualdad. Ya es hora de tener conciencia" exclama la activista.

"Ni CIEs, ni rejas, ni presos, ni presas", "ni un paso atrás antes el racismo estructural" o "CIEs, redadas, vallas y fronteras, así se construye la riqueza europea", han sido algunos de los cánticos que han acompañado la concentración.

Concentración a la que han acudido personas desde diferentes lugares del país. "Hemos venido a colaborar y a participar en esta gran marcha tan importante a nivel nacional. En Bilbao se está creando una afroconciencia y es importante estar aquí, en la cuna, para aprender y seguir luchando con todas nuestras fuerzas en Bilbao" cuenta Betto Snay, del Movimiento Panafricano Bilbao. "Con un cambio del 7% ya sería un buen paso paso. Hay que erradicar la discriminación racial a nivel mundial ya que nos afecta a todos: mujeres, hombres, niños… un mundo sin racismo es mejor para todos. Hay que luchar y trabajar" agrega.

"Somos inmigrantes, pero no somos delincuentes ni ladrones. Hemos venido a buscarnos la vida como todo el mundo, por eso trabajamos, pagamos impuestos como todos y, por ello, exigimos que nos den los mismos derechos que a los nativos" defiende su compañero Babou.

Manifiestos de todas las comunidades

La manifestación ha concluido en Sol, donde el ambiente festivo ha ido en aumento con música característica del folklore de cada una de las comunidades representadas, las cuales, tras el manifiesto general, han leído uno específico que se han ido intercalando con cánticos de "Madrid será la tumba del racismo".

Desde el escenario, se ha recordado la responsabilidad política y étnica de dar voz a todas aquellas personas que han sido asesinadas a causa del racismo, así como la petición de la reparación de su sufrimiento y las injusticias vividas por el odio racista. También se ha rememorado a Lucrecia Pérez, asesinada a manos de un guardia civil ligado a un grupo de extrema derecha hace 25 años.

Ha comenzado la comunidad asiática, que ha pedido la extinción de estereotipos y ha acusado las precarias condiciones laborales a las que están sometidos.

"El hecho de que nos hayamos juntados por el mismo objetivo ya es mucho. Es la primera que hacemos, pero esperemos no sea la última"

Después, la negra/africana/afrodescendiente, que ha reivindicado su lucha para que España no niegue su pasado con países como Guinea Ecuatorial y que "España nunca ha sido blanca".

Acto seguido, ha sido el turno de la comunidad gitana, que ha recordado los seis siglos de atrocidades sufridas, y de haber sido expulsados, esclavizados, encarcelados y exterminados.

"Nos han negado la voz, nos han impuesto la supremacía blanca y heterosexual del colono" ha continuado la comunidad latina.

Por último, llegó el turno del manifiesto moro, que denunció que "el Estado español se ha construido en contra del moro musulmán".

El acto ha finalizado con una canción antirracista escrita por Junior. Moha Gerehou informó que, para evitar agresiones racistas al volver a casa, se han creado grupos de acompañamiento.

"El tema de asistencia y número de gente es algo que se verá y se valorará después. El hecho de que nos hayamos juntados por el mismo objetivo ya es mucho. Es la primera que hacemos, pero esperemos no sea la última" indica Gerehou.