Público
Público

Radford abandona 'La mula'

El director británico abandona las trincheras cinematográficas que recreaban los coletazos de la guerra civil en Sierra Morena

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La mula, la adaptación cinematográfica de Michael Radford de la novela homónima del jienense Juan Eslava Galán, terminará de rodarse… pero sin Radford. Tras siete semanas y en la recta final, el director británico ha abandonado las trincheras que recreaban los coletazos de la guerra civil en Sierra Morena.

“Todo comenzaba el pasado sábado a las 12:00 cuando el director citaba a todo el equipo (técnicos y actores) en el set de rodaje instalado ese día en el casino de la localidad cordobesa de Montoro para comunicar que, por su parte y a petición de sus financieros internacionales, procedía unilateralmente a suspender dicho rodaje”, explican en una nota las coproductoras españolas. Hoy, Radford, ya no estaba en Córdoba.

Según la misma nota, Workhorse, de la cual Radford es administrador único, ha incumplido todos los pagos que le correspondían –el equipo desplazado desde Reino Unido– y las obligaciones económicas contraídas con las españolas Gheko Films y Gheko Films Sur.  “De hecho, Gheko Films prestó en su día, para facilitar el inicio de la coproducción, un dinero a Workhouse que aún no ha sido devuelto por la empresa británica”, añaden.

La película, no obstante, ha continuado rodándose esta tarde en una localización en Granada con un director suplente. Con más de siete millones de presupuesto, La mula es una de las mayores producciones de los últimos años en España y cuenta con un importante reparto de jóvenes actores españoles encabezado por Mario Casas, Secun de la Rosa, María Valverde, Jorge Suquet, Jesús Carroza y Pepa Rus.

La semana pasada, en una sesión del rodaje a la que asistió Público, Mario Casas afirmaba: “Yo sólo espero que la gente diga: Hostia, mira el chavalito cómo se lo curra haciéndose un hueco”. Y añadía: “Tendré parones, seguro. Me lo advierten incluso los más grandes. Pero yo sigo currando y que me quiten lo bailao“.