Público
Público

Rajoy acusa al PSOE de jugar sucio contra su número dos

"No pretendo ganar aunque no se puede descartar", dice el líder del PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder del PP, Mariano Rajoy, salió ayer en defensa de su número dos en el partido, María Dolores de Cospedal. El lunes pasado, Público informó que la secretaria general de los conservadores es propietaria de un local comercial de 143 metros situado en la calle más céntrica de Albacete y que este no lo había incluido nunca en su declaración de bienes ante las Cortes de Castilla-La Mancha, donde es diputada.

Los socialistas se apresuraron a pedir explicaciones y a exigir que la dirigente del PP aclarase todo su patrimonio, sobre todo cuando presume de que 'su declaración es la más transparente de toda la vida política española'. Acto seguido, Cospedal actualizó los datos en la cámara regional.

La derecha está convencida de que la denuncia obedece a una campaña orquestada por los socialistas de Castilla-La Mancha con su presidente, José María Barreda, a la cabeza. Creen que lo único que estos persiguen es desprestigiar la imagen de Cospedal porque les pisa los talones en las encuestas de cara a las autonómicas de 2011.

Por eso, Rajoy rompió ayer una lanza a su favor. En un acto en Guadalajara, el líder del PP ensalzó los valores deportivos. Entre ellos, el respeto, la tolerancia y el juego limpio, recordando que a quien no lo aplica se le sanciona. Y para poner un ejemplo de algunas personas que no lo hacen apuntó con el dedo al Gobierno de Barreda. 'Yo estoy convencido que en la Junta y su presidente no hacen deporte nunca, porque no practican el juego limpio con Cospedal', afirmó.

Además, mantuvo que él no había visto 'nunca una campaña contra una persona' semejante a la que se está realizando 'en estos meses' contra la líder del PP regional. Aunque eso mismo siempre ha dicho al hablar del presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, por su imputación en el caso Gürtel o al referirse al líder del PP de Canarias, José Manuel Soria, cuando se le implicó en el caso Salmón.

El presidente del PP vaticinó que, en cualquier caso, a los socialistas de Castilla-La Mancha 'no les va a servir de nada'. 'Si me hicieran caso, e hicieran deporte, tendrían otras posibilidades', bromeó.

Rodeado por algunos rostros conocidos como el de Abel Antón, Sandra Meyer o Miriam Blasco, el jefe de la oposición recomendó hacer ejercicio. El consejo, que ya se lo había dado el viernes pasado a un grupo de ancianos en Barcelona, lo hizo ayer extensivo al resto del mundo.

'Yo lo hago todos los días una hora como mínimo. Ando a toda velocidad. No pretendo ganar aunque no se puede descartar. No es mi objetivo ser medallista pero me siento bien', señaló ante su auditorio despertando todo tipo de comentarios. Desde los que trasladaban sus palabras a la vida política, a otros que ya se lo imaginaban corriendo con el primer ministro de Gran Bretaña, David Cameron, como hace unos días hacía José Luis Rodríguez Zapatero en Seúl.

A su juicio, lo mejor que se puede hacer con el tiempo libre es dedicarlo al deporte. '¿Qué es mejor una hora de televisión o de deporte? Yo he priorizado. Y si se ve la tele hay que ver Teledeporte', sostuvo mientras aseguraba que era lo mejor para ser feliz, y no seguir 'según qué servicios informativos'.

Lo curioso de su exposición es que Rajoy, al que se le veía relajado hablando sobre uno de los temas que más le gustan, terminó llegando a la misma conclusión que su portavoz en Bruselas, Jaime Mayor Oreja, al alertar que detrás de la crisis económica puede haber 'una deficiencia en valores y comportamientos de las personas'.

Buena prueba de ello, en su opinión, es como el Gobierno se ha saltado la máxima de que no se gasta lo que no se tiene y que, por eso, 'ha aumentado el déficit en cuatro años en 285.000 millones de euros'.