Público
Público

Rajoy apuesta por candidatos que no le den problemas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Comité Electoral Nacional del PP se reunió ayer para ratificar los número uno de su partido a las elecciones generales. La renovación no llega a la mitad: un 48%, con 25 nuevos candidatos. Un 29% son mujeres, en 15 de las 52 provincias, y la media de edad ronda los 50 años. El jefe de la oposición se hará la foto con ellos en la convención que arranca hoy en Málaga para presentar el programa.

En el reparto hay algunas novedades. Como el aterrizaje del líder del PP canario, José Manuel Soria, como cabeza de lista por Las Palmas. Muchos de sus compañeros esperaban que diera el salto a nivel nacional. Cuentan que es gran amigo de Rajoy, que su etapa en Canarias se había agotado y que su preparación fue vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda del Gobierno insular le pueden catapultar hacia mayores responsabilidades en el futuro. Hay quien cree que, si Rajoy gana las elecciones, desempeñará importantes funciones en el Gobierno y si no al frente del partido.

Lleva a dos rivales de Aguirre: Elvira Rodríguez y Alfredo Prada

También vuelve al Congreso Elvira Rodríguez por Jaén. Rajoy recupera así a la expresidenta de la Asamblea de Madrid después de que Esperanza Aguirre decidiera no contar con ella. Rodríguez fue directora general de Presupuestos en el Ministerio de Economía y Hacienda con Rodrigo Rato y acumula en su currículum una Secretaría de Estado y un Ministerio, el de Medio Ambiente, con José María Aznar.

Rajoy también ha decidido contar con otro cargo enfrentado a la presidenta madrileña, Alfredo Prada. Este es director del PP en el Exterior desde que Aguirre prescindiera de él en una remodelación de su Gobierno regional. Prada, que irá por León, se posicionó en el XVI Congreso Nacional de Valencia de 2008 claramente a favor de Rajoy. Después fue uno de los espiados junto al vicealcalde de la capital, Manuel Cobo.

El portavoz de Economía, Cristóbal Montoro, también ocupa un lugar destacado. Lo ha situado al frente de la candidatura de Sevilla. El puesto tiene mucho significado. Tras el 22-M, Sevilla se convirtió en símbolo del cambio político en Andalucía. Su alcalde, Juan Ignacio Zoido, es además desde el pasado 24 de septiembre el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Soria aterriza en el Congreso y en el PP le auguran mayores responsabilidades

Dentro del partido se asegura que Montoro tendrá plaza en un equipo de Rajoy después de haber estado cuatro años lidiando desde la oposición. Sus compañeros lo ven con cartera y algunos incluso piensan que se puede convertir en el próximo gobernador del Banco de España. Algo que el otro día le comentó un periodista y a él le sentó muy mal. Hay a quien le ha llamado la atención que se haya convertido en el 'fichaje' del líder del PP andaluz, Javier Arenas.

En la elaboración de las listas se ve la firma del presidente del PP en otros dos detalles: ha querido evitar líos y no ha aceptado imposiciones. Así se puede comprobar en la candidatura por Castellón donde el exconseller de Sanidad Manuel Cervera se ha impuesto finalmente a Andrea Fabra. La hija del presidente del partido en esta provincia, Carlos Fabra, ha quedado relegada al segundo puesto. Aseguran que su progenitor imputado por tráfico de influencias, cohecho y delito fiscal hizo lo posible para que no fuera así. Pero en el PP valenciano, donde la consideran muy trabajadora, no querían verse más expuestos mediáticamente después de haber sido el centro de atención con la trama Gürtel y el caso Brugal.

En la sede nacional del PP cuentan que la candidatura que más quebraderos de cabeza les ha dado ha sido la de Asturias. La semana pasada se filtró el nombre del ex secretario de Estado de Hacienda Estanislao Rodríguez-Ponga. Algunos dirigentes conservadores creen que se hizo expresamente para dinamitar sus posibilidades. Rajoy no tenía intención de contar con la formación regional y los nervios se apoderaron de sus cargos. Su presidente, Ovidio Sánchez, que llevaba persiguiendo al líder del PP por los actos para que lo convirtiera en cabeza de cartel, estuvo peleando hasta el último minuto. A pesar de las presiones, el puesto se lo ha quedado finalmente Mercedes Fernández, exdelegada de Gobierno y actualmente en la Sindicatura de Cuentas del Principado.

Fernández siempre apoyó a Francisco Álvarez-Cascos hasta que este decidió abandonar el partido y organizar Foro Asturias (FAC). Ella, a diferencia de muchos de sus compañeros, no le siguió en el camino. Y eso que él la había apoyado hasta el punto de trasladar su acta de afiliado de Gijón a Madrid, porque desde la formación habían criticado su gestión en el 11-M.

Tampoco el diputado Isidro Fernández Rozada se fue con Cascos pero han preferido a Fernández para que se enfrente al actual delegado de Gobierno, el socialista Antonio Trevín. En el PP temen que Asturias sea la única circunscripción de toda España en la que bajen y que el partido del exministro les robe escaños.

En Catalunya habrá dos caras nuevas: Alejandro Fernández, por Tarragona, y Enric Millo, por Girona. Pero la mayor regeneración se produce en Aragón y en Castilla-La Mancha, donde Rajoy ha dado luz verde a su dos baronesas autonómicas. En la primera, Luisa Fernanda Rudi ha cambiado a sus tres candidatos (Eloy Suárez por Zaragoza, Blanca Puyuelo por Huesca y Carlos Muñoz por Teruel). En la segunda, María Dolores de Cospedal ha optado por tres nuevas caras: Maravillas Falcón por Albacete y los alcaldes Antonio Román por Guadalajara y Rosa Romero por Ciudad Real. Todos ellos son personas de su absoluta confianza.

Para algunos resultó una sorpresa que al final fuera como número uno por Cantabria Ana Madrazo. En los últimos día se había hablado, y mucho, del posible desembarco del alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, porque se le había dejado fuera de la FEMP.

El PP no le han dado mucha importancia a que el ministro de Interior, Antonio Camacho, vaya por Zamora y repite con su candidato de 2008, Antonio Vázquez. En Castilla y León también llama la atención que el sustituto de Ángel Acebes por Ávila sea el exresponsable de Organización del PP Sebastián González, y que Beatriz Escudero reemplace a Jesús Merino por Segovia, que se quedó fuera por su vinculación a la trama Gürtel.

Desde Euskadi, llega su portavoz en el Parlamento autonómico, Leopoldo Barreda. Este será el uno por Bizkaia y reemplaza a Ignacio Astarloa después de que este encontrara acomodo en las listas por Madrid. Por Gipuzkoa y Araba repetirán José Eugenio Azpiroz y Alfonso Alonso.