Público
Público

Rajoy avisa al PNV por los Presupuestos

Pide que el debate no sirva para "hacer transferencias a cambio de un voto"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'No deben servir para hacer chapuzas'. Así se manifestó Mariano Rajoy ayer ante el inminente debate en el Congreso para aprobar los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año. El presidente del PP se refería de este modo a la posibilidad de que el PNV preste su apoyo a las cuentas, algo imprescindible para que puedan aprobarse, a cambio de compensaciones competenciales.

El líder conservador afirmó que los beneficios que el PNV pueda conseguir a cambio de no vetar los Presupuestos pueden crear un conflicto entre autonomías. 'Los Presupuestos sólo deben servir para luchar contra el paro y atajar la crisis', aseveró. Se da la circunstancia de que también Aznar pactó los presupuestos con CiU y PNV entre 1996 y 2000.

Rajoy hizo estas declaraciones durante su encuentro con medio centenar de casas regionales en el Palau de la Música de Barcelona, en el que pasó de puntillas sobre el conflicto con la inmigración que ha vuelto a poner sobre la mesa el PP catalán.

El presidente popular no se refirió a la polémica visita de la presidenta del partido en Catalunya, Alicia Sánchez Camacho, y una eurodiputada del partido de Sarkozy a un barrio de Badalona en plena controversia por las expulsiones de gitanos impulsada por el Elíseo. Rajoy se limitó a comentar que 'la historia dice que Catalunya ha sido tierra de integración y oportunidades para mucha gente'.

En un acto en que no hubo turno de preguntas, Rajoy reivindicó la 'nación' española, 'la más vieja de Europa', y se moderó al hablar de Catalunya: 'Tiene identidad propia, pero dentro de España'. El líder del PP aprovechó también para criticar la inmersión lingüística en catalán y pidió que los padres puedan elegir la lengua vehicular de las escuelas.

Rajoy no desaprovechó la ocasión de ofrecerse a CiU y auguró que el PP 'será imprescindible para el cambio' en Catalunya tras las próximas elecciones. Acto seguido, lanzó un aviso: 'El PP garantiza unos principios a los que no va a renunciar'.