Público
Público

Rajoy busca entre bambalinas su coro de artistas

El líder del PP olvida sus críticas al apoyo del mundo de la cultura a Zapatero 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No es raro que en medio de un mitin de Mariano Rajoy su auditorio lo jalee y lo invite a cargar contra los 'artistas de la zeja', el calificativo peyorativo con el que la derecha ha bautizado a los intelectuales y artistas que se han mostrado identificados con el presidente del Gobierno. Pero el líder del PP también busca su ejército de fieles en el mundo de la cultura. Y ayer dio las primeras muestras de ello convocando a desayunar a 11 representantes del mundo de las artes escénicas, la mayor parte de ellos vinculados al teatro más conservador. El encuentro fue en la sala Häagen-Dazs.

Frente a nombres como Pilar Bardem, Joaquín Sabina, Miguel Bosé o Pedro Almodóvar, que en 2008 protagonizaron un vídeo de apoyo a José Luis Rodríguez Zapatero, Rajoy buscó el contrapunto en directores teatrales menos sonados para los ciudadanos de a pie como Juan Carlos Pérez de la Fuente o Mariano de Paco. O en rostros populares de la tele como Juncal Rivero o Arantxa del Sol.

Según confirmaron varios de los asistentes, el encuentro surgió a iniciativa de la formación presidida por Mariano Rajoy, aunque la actriz y empresaria teatral Blanca Marsillach, también presente, se encargó de extender la convocatoria a algunos de sus compañeros. No será el único acercamiento de los conservadores al mundo de la cultura.

El PP, según aseguró su presidente en esta cita, está preparando un encuentro similar con la gente del mundo del cine. El motivo es que, pese a que el partido pretenda vestir de normalidad este tipo de encuentros, los asesores de Rajoy consideran necesario romper el 'tópico' de la identificación de los artistas con la izquierda ideológica. Dicen apostar por una cultura 'más allá de divisiones, ideologías y partidos'.

El director de cine y teatro Antonio del Real, que fue otro de los convocados, negó ayer que la finalidad del encuentro pueda reducirse a la intención de Rajoy de empezar a labrarse un equipo de fieles dentro del mundo de la cultura. De hecho, asegura que el grupo de los convocados es heterogéneo. Y que el propio presidente del PP cortó cualquier tipo de broma o paralelismo que se puso sobre la mesa sobre el colectivo de artistas que apoyan al PSOE. Una actitud que contrasta con el resto de ocasiones en las que el líder del PP ha cargado contra 'los de la zejae_SDRq a los que llegó a definir de 'tres o cuatro caras conocidas' que 'están bien untados'.

Rajoy no estuvo sólo en la reunión. Lo acompañaron Jorge Moragas, coordinador de presidencia del PP, José María Lassalle, portavoz de Cultura del partido, y Alfonso de Senillosa, uno de sus asesores.

Del Real precisó que la intención del PP con esta convocatoria fue la de trasladarles las conclusiones del acto en defensa de la cultura que la formación celebró el pasado 17 de mayo en Cartagena. Y escuchar las demandas del sector, entre las que la idea de la necesidad de 'desideologizar' la cultura fue uno de los temas más recurrentes.

La crisis fue otro de los platos del menú. Los representantes del teatro se lamentaron de las dificultades que supone para el sector que los ayuntamientos se retrasen en los pagos. Por su parte, Rajoy apostó por evitar '17 compartimentos estancos en el teatro'. Y por poner en marcha la ley de mecenazgo en cuanto lo permita la situación económica.

Al final, más de uno se extrañaba de la ausencia de Norma Duval, una de las tradicionales musas de los conservadores.