Público
Público

Rajoy camina en sentido contrario a Europa

El PP rechaza las medidas anticrisis puestas en marcha por los países de la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A contracorriente. Si se comparan las últimas actuaciones y opiniones vertidas por el PP en materia económica con las decisiones tomadas por el resto de países europeos, el partido de Mariano Rajoy parece ir conduciendo en sentido contrario. Incluso en sentido contrario al de líderes a cuya familia política siempre se jacta de pertenecer: 'Somos el partido de Merkel y Sarkozy', presume. Hace sólo tres días, el líder del PP se opuso a la aplicación de una tasa bancaria, una decisión del Consejo Europeo que precisamente defienden sin fisuras Alemania y Francia. También está solo en su rechazo a la subida de impuestos, algo que está ocurriendo en nuestros países vecinos. Y su voto en contra del tijeretazo aprobado por Zapatero provocó asombro en Europa.

En el PP defienden estas actuaciones: 'La posición de Rajoy es la posición tradicional del partido. Ni anómala ni extraordinaria', justifica un dirigente. Y sostienen que hay que entender su posición 'en el contexto de España', no intentando establecer paralelismos con otros países. Si se trata de tomar la temperatura dentro del partido a la posición adoptada estos últimos meses por Rajoy, salvo matices, las fuentes consultadas coinciden en que es compartida 'ampliamente'.

Rajoy insistió ayer en su rechazo a la tasa bancaria que apoya la UE

A continuación, se analizan los tres principales frentes en los que los planteamientos del PP discrepan con los de los países de nuestro entorno.

Respaldo del Consejo Europeo

Una de las principales revelaciones del líder del PP en el desayuno informativo en el que presentó su 'alternativa' económica, el pasado viernes, fue su negativa a que España aplique una tasa bancaria. Con ello, volvía a desmarcarse del resto de líderes europeos. A juicio de Rajoy, 'en estos momentos' sería 'muy poco prudente' este impuesto.

¿Cómo lo justificó? 'En España existe un fondo de garantía de depósitos. En esta situación no parece lo más razonable', explicó. Y, a sabiendas de que iba a ser criticado por oponerse a una decisión del Consejo de la UE, intentó curarse en salud: 'La situación de los países es distinta. No es lo mismo Reino Unido o Alemania que la situación de España'.

Es precisamente este argumento el que esgrimen las fuentes del PP consultadas para respaldar el rechazo de Rajoy a la tasa bancaria. 'La situación en cada país es distinta. La posición respecto de la tasa bancaria depende de la posición que cada país ocupa en el sistema financiero internacional', apunta un diputado conservador.

'La situación en cada país es distinta', esgrime un dirigente

Con este panorama como telón de fondo, la misma fuente considera 'absurdo' que se 'hagan inyecciones de capital en los bancos y a la vez se pretenda implantar una tasa'. Hasta la fecha sólo las cajas han recurrido a las ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Pese a estos argumentos, en países como Alemania, que se ha aliado con Francia y Reino Unido para defender la implantación de esta tasa, una decena de entidades bancarias ha solicitado ayudas directas para reforzar su capital.

Ayer, en una conversación informal con periodistas en el Congreso, el líder del PP volvió a insistir en su rechazo a la tasa bancaria. Horas antes, a su salida de la reunión del G-8, el presidente francés se había comprometido a luchar para conseguir un marco regulatorio para la implantación de esta tasa.

El planteamiento económico de Rajoy tiene el respaldo unánime del partido

Por 'principios'

Cuando se trata de explicar el porqué del rechazo del PP a la subida de impuestos, los conservadores sostienen que trata de la posición 'típica' de la formación. 'Cuestión de principios', dicen. Además, las fuentes consultadas coinciden en que no se puede decir que en Europa haya una 'voz única' a favor del alza de impuestos. 'Lo que hay es una reconsideración de la figura impositiva', apunta un diputado conservador experto en temas económicos.

No obstante, la posición del PP choca con la del conservador británico David Cameron, que ha anunciado una subida del IVA. O la del Gobierno alemán, que no ha podido emprender sus planes de bajar impuestos. Frente a este panorama, el líder del PP se ha comprometido a que las comunidades autónomas en las que gobiernan no subirán los impuestos.

Pensiones, la línea roja

Mientras Alemania ha propuesto suprimir 10.000 puestos de funcionarios, Francia congelará el gasto público para los próximos tres años o Italia prepara la congelación de los sueldos de los trabajadores públicos, el PP se opuso en el Congreso al tijeretazo del gasto social aprobado por el Gobierno.

Un miembro del equipo económico del PP explica el motivo: 'La línea roja era que se tocaran las pensiones, porque suponía cargarse el Pacto de Toledo', argumenta.

Rajoy ha recibido críticas de sus socios en Europa. 'En estos momentos, es importante que el PP apoye las reformas', señaló recientemente a este periódico Gunter Krichbaum, diputado de la CDU alemana. Incluso Angela Merkel ha apoyado ante Rajoy las medidas de Zapatero. Y tanto la canciller como Sarkozy han respaldado en público los planes de recorte del gasto de Zapatero.

En el partido interpretan que la actitud del resto de los países europeos hacia España tiene mucho más que ver con el interés de que el país sea fuerte económicamente y pueda pagar sus deudas que con motivos puramente ideológicos.