Público
Público

Rajoy cita el lunes a Camps y a Valcárcel para calmarles ante la negociación

La inclusión en el Estatuto castellano-manchego de una reserva hidrológica molesta los presidentes de Valencia y Murcia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del PP, Mariano Rajoy, y su número dos, María Dolores De Cospedal, procuraron el lunes calmar a los presidentes valenciano, Francisco Camps, y murciano, Ramón Luis Valcárcel, por el estado de la negociación del Estatuto de Castilla-La Mancha, según fuentes del PP.

Estas fuentes han confirmado que el líder del PP, así como la secretaria general y la portavoz del grupo en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, recibieron el pasado lunes por la tarde en la sede del partido en Madrid a los máximos dirigentes del PP en Comunidad Valenciana y Murcia.

El motivo fue tratar la situación por la que atraviesa la negociación de la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha, ahora estancada en la Cámara Baja por el desacuerdo entre socialistas y populares.

En concreto, tanto Camps y Valcárcel, según han destacado las fuentes consultadas, querían conocer de primera mano qué posibilidades hay de que en el nuevo Estatuto castellano-manchego se incluya una reserva hidrológica de 6.000 hectómetros cúbicos.

El grupo socialista en el Congreso ha planteado a los populares este supuesto como elemento desbloqueador de una negociación que no avanza en la Cámara desde hace meses.

La creación de una reserva hidrológica en Castilla-La Mancha molesta en Comunidad Valenciana y en Murcia

Sáenz de Santamaría llegó a reconocer a primeros de diciembre que tal planteamiento se acerca mucho a los postulados del PP, si bien rechazó entrevistarse con su homólogo socialista, José Antonio Alonso, tal y como ambos habían concertado aquellas fechas, por la filtración a la prensa de la propuesta.

Los populares se han comprometido a responder al PSOE, algo que todavía no ha ocurrido.

Entre otras razones porque en el PP, al igual que en el Partido Socialista, la creación de una reserva hidrológica en Castilla-La Mancha molesta en Comunidad Valenciana y en Murcia, y los dos partidos pretenden apagar las discrepancias antes de desatascar las conversaciones.

Con todo, Camps y Valcárcel trasladaron su malestar el pasado lunes a Rajoy, a la secretaria general, también presidenta del PP en Castilla-La Mancha, y a la portavoz del grupo en el Congreso, aunque, como apunta una de las fuentes conocedoras de la reunión, ambos abandonaron la sede del PP 'más tranquilos'.

Otras fuentes, en cambio, señalan que los presidentes valenciano y murciano regresaron a sus comunidades autónomas 'preocupados' por la evolución de la negociación.

El contenido del proyecto de nuevo Estatuto de Castilla-La Mancha no gusta al PP de Murcia, no en vano los diputados populares por esta circunscripción votaron en contra de la admisión a trámite del texto en el Congreso de los Diputados.

Tampoco gusta al PP valenciano, en el que incluso se ha hablado de que los diputados nacionales por esta comunidad voten en contra de la reserva de agua del Estatuto de Castilla-La Mancha si al final se incorpora al texto.