Público
Público

Rajoy cita a Rubalcaba para cargar contra Blanco

Zapatero justifica el estado de alarma y advierte que "nadie puede tomar a los ciudadanos como rehenes de sus reivindicaciones a los ciudadanos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mariano Rajoy ha subido a la tribuna del Congreso de los Diputados para dar su 'apoyo' a la decisión del Gobierno de decretar el estado de alarma el pasado día 4 de diciembre tras la situación de caos aéreo generada por el colectivo de los controladores aéreos. 

Eso sí, un respaldo a su manera. 'El ministro de Fomento es un inútil total con dosis importantes de caradura, porque siempre encuentra una excusa para no asumir su responsabilidad', ha asegurado Rajoy ante las iras de la bancada socialista y la incredulidad de José Blanco, titular de Fomento. Tras los improperios, el líder de la oposición ha asegurado que él no dice eso, sino que fueron las palabras que Rubalcaba utilizó en 1999 contra el entonces ministro de Fomento, Rafael Arias Salgado.   

'No seré yo el que emplee esos epítetos al actual ministro ni contra nadie', continuó el líder de la oposición al tiempo que se encogía de hombros. 'Pero sí seré el que exija a su presidente que ponga orden en su Ministerio', ha añadido Rajoy, que ha reprochado al Ejecutivo que 'en seis años' no hayan sido 'capaces de llegar a un acuerdo con el colectivo de los controladores'. 

El presidente del PP ha criticado al Gobierno que tenga un 'ministro de Fomento a tiempo parcial porque no se dedica a lo que se tiene que dedicar', que para Rajoy es 'gestionar con eficacia las labores de su ministerio y no desplazar con insidias sus responsabilidades a la oposición'.

Rajoy ha hablado así en el Parlamento después de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, haya defendido en el Congreso de los Diputados la decisión de poner en marcha el estado de alarma y la militarización del control aéreo ante el chantaje de los controladores aéreos, que abandonaron de forma masiva sus puestos de trabajo y obligaron a cerrar el espacio aéreo español .

'El Gobierno es consciente del carácter extraordinario del estado de alarma', ha reconocido Zapatero ante los diputados, de los que ha recibido un mayoritario respaldo. 'De los tres estados, el de alarma es el menos incisivo', ha añadido, justificando una decisión que para el presidente ha puesto fin a 'una situación originada en abierta rebeldía con el Estado de Derecho' y que 'suponía una afrenta al orden público constitucional'. 

'La normalización no ha puesto fin a las consecuencias'

Zapatero ha defendido el estado de alarma aplicado por su Gobierno, que se esforzó 'porque se ciñera a lo estrictamente necesario'. 'Hemos rodeado del máximo de garantías necesario al estado de alarma', ha aseverado. 'Las medidas adoptadas han dado resultado y han conseguido lo que no habría sido posible con las facultades ordinarias del Gobierno'. 

El presidente considera que 'la normalización' de la situación 'no ha puesto fin a las consecuencias de los hechos'. 'Sobre el Gobierno pesa la obligación de depurar responsabilidades y facilitar el resarcimiento de los daños', ha añadido, para asegurar que aún 'habrá que esperara para saber la gravedad y las responsabilidades en las que incurrieron' los controladores.

'Hemos rodeado el estado de alarma del máximo de garantías'

A ellos se ha dirigido el presidente para advertirles de que 'nadie puede tomar a los ciudadanos como rehenes de sus reivindicaciones a los ciudadanos'. Zapatero ha asegurado que su Gobierno 'no lo ha permitido ahora, ni lo hará en el futuro'. 'No dudaremos', ha añadido, 'en usar los elementos del Estado de Derecho para poner fin a situaciones como esta'.

Tras repasar los hechos y las decisiones adoptadas por su Ejecutivo, el presidente ha querido agradecer 'a los ciudadanos la responsabilidad con la que se manifestaron' y a las 'Fuerzas Armadas, especialmente al Ejército del Aire, y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado' por su labor en la crisis, en la que se emplearon '190 efectivos del Ejército del Aire y más de 2.000 efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado'.

Zapatero también ha reconocido que el Gobierno estaba en alerta ante la posibilidad de una situación de bajas masivas de los controladores y que por esa razón se aprobaron dos disposiciones para facilitar la movilización del servicio público de control aéreo 'ante al riesgo del conflicto'. 

Zapatero cree que los controladores cuentan con 'la mejor regulación'

El presidente se ha referido a los casos de los aeropuertos de Santiago y algunos de Canarias en los que varios controladores ya comenzaron a desarrollar bajas injustificadas de sus puestos de trabajo 'alegando, a su juicio, que habían agotado su jornada laboral anual'. Zapatero ha afirmado que el contagio era un 'riesgo cierto' como 'han puesto de manifiesto varios medios de comunicación'.

El jefe del Ejecutivo se ha valido de una sentencia del Tribunal Constitucional sobre las condiciones laborales de los controladores para defender la actuación de su Gobierno ante la crisis. Según Zapatero, en 'una de las sentencias más contundentes se decía 'que la intervención del legislador no sólo es obligada sino imprescindible para corregir una situación tan calamitosa''. 'Valorado en su conjunto', continuaba la sentencia, 'constituye la mejor regulación de las condiciones de trabajo que se ha producido jamás en la historia de la negociación colectiva española'. 

Zapatero también se ha valido de un escrito de la Audiencia Nacional en el que se aseguraba que 'la prolongación durante más de 20 años en que se ha usado la negociación colectiva en fraude de ley no constituye un estado de normalidad'.