Público
Público

Rajoy decide tomar las riendas de la propaganda para vender el rescate

El presidente apuesta por llevar las riendas de la comunicación de sus políticas y concederá más entrevistas a medios extranjeros "a corto plazo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La petición de un rescate son palabras mayores y el presidente del Gobierno, que se juega el futuro del país y el suyo propio, ha optado por apartar a sus ministros de la primera línea de comunicación y tomar él las riendas de la información más sensible a transmitir al mundo y, sobre todo, a los mercados.

La estrategia de silencio y despacho mantenida hasta el verano no ha dado buen resultado a la imagen del Gobierno, que ha caído en picado en ocho meses, con los mensajes políticas en boca de los titulares de los departamentos. Así, no han ayudado nada las diferencias de criterio entre los ministros Cristóbal Montoro y Luis de Guindos sobre si se subía el IRPF o el IVA (al final, se incrementaron ambos); entre José Manuel Soria y otra vez Montoro sobre la factura eléctrica, o Jorge Fernández y Alberto Ruiz-Gallardón a tenor de la prisión condicional para el preso Josu Uribetxeberria Bolinaga, enfermo de cáncer. El ministro de Justicia se ha aliado sorpresivamente con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el portavoz del PP europeo, Jaime Mayor, al apoyar públicamente que Bolinaga no salga de la cárcel.

Mariano Rajoy es consciente de que, en época de tribulaciones y con la opinión pública hastiada de paro y recortes, es complicado controlar las voces de los miembros del partido, ya sean alcaldesas, como Rita Barberá; presidentes de Comunidad Autónoma, como Alberto Núñez Feijóo o Aguirre, o representantes en el Parlamento Europeo, como Jaime Mayor Oreja.

Ésa es otra cuestión que tiene pendiente y debería de resolverle la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, pero de momento y a tenor de las discrepancias entre unos y otros, no está teniendo mucho éxito. Tal vez la lealtad y ambición de Javier Arenas, ya instalado políticamente en Madrid, tengan en este punto su recompensa con una llamada de Rajoy a que le ponga orden en la sede central de la calle Génova, advierten en el PP.

El presidente está centrado casi exclusivamente en las negociaciones con la UE y el BCEDe momento, el presidente está centrado casi exclusivamente en las negociaciones con Bruselas y el BCE para que la compra de deuda española en los mercados secundarios no imponga nada más que la petición del rescate en sí misma, sólo lo cual ya es un potente golpe político para Rajoy a menos de un año de legislatura. Un mandato, además, en el que la premisa a seguir era de recortes a cambio de evitar el rescate y ha pasado a ser de recortes para que nos den el rescate. Un mensaje complicado de vender para el que el jefe del Ejecutivo ha decidido implicarse personalmente.

Para empezar, una apretada agenda de encuentros europeos al máximo nivel en Madrid: primero, el presidente de la República Francesa, François Hollande; cinco días después, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van-Rompuy, para concluir con un broche de lujo para el Gobierno: la primera visita de la canciller alemana, Angela Merkel . Todos ellos, con almuerzo y rueda de prensa en La Moncloa, tan seguidas que eran impensables en Rajoy antes del verano.

Por otro lado, las entrevistas a Rajoy, que tan reacio es a ellas, han salpicado desde el domingo pasado las portadas de medios europeos -entre ellos, sólo el español ABC- y los teletipos y resto de prensa con las repercusiones de sus mensajes.

Los elegidos fueron el francés Le Journal du Dimanche, el alemán Bild am Sonntag y el italiano Corriere della Sera, aparte del mencionado ABC. El jueves, día de la visita de la canciller, salió publicada otra entrevista a Rajoy en el Frankfurter Allgemeine Zeitung y La Moncloa anunció que el presidente será entrevistado en TVE por cuatro periodistas el lunes 10 por la noche, durante 45 minutos, según la programación de RTVE. En un principio, afinales de agosto, se informó de que María Casado, presentadora de Los desayunos de TVE, conduciría la entrevista acompañada de Anabel Díez, de El País; Victoria Prego, de El Mundo, e Ignacio Camacho, de ABC. Finalmente, los periodistas elegidos son Casado, Díez, Camacho, Prego, Carmen del Riego (La Vanguardia) y Pilar Gómez (La Razón). Se incorporan La Razón y La Vanguardia, al tiempo que ABC repite entrevista a Rajoy.

La Moncloa es el centro de la curiosidad de Europa sobre las próximas decisiones que tome RajoyAdemás, fuentes de Presidencia confirman que Rajoy dará más entrevistas a prensa extranjera y será 'a corto plazo'. Todo ello, en medio de una actividad trepidante en la Secretaría de Estado de Comunicación por haberse convertido La Moncloa en el principal destino de la curiosidad europea sobre la decisión que tomará Rajoy al respecto del rescate.

'Nada está decidido', aseguran los miembros del Ejecutivo una y otra vez en público y en privado; y esa decisión depende sólo del presidente, que además, aclaran, es consciente del efecto dominó que traerá consigo, máxime si se toma antes de las elecciones gallegas y vascas, algo que no depende sólo de Rajoy. Si el rescate va adelante, la crisis de Gobierno puede ser la fórmula de restaurar algo de una credibilidad que quedaría, en cualquier caso, muy maltrecha. Plantear una cuestión de confianza en el Congreso sí se descarta completamente en el Gobierno, porque, aunque la mayoría absoluta blinda a Rajoy, él 'no se va a ir en ningún caso: los españoles le han elegido para cuatro años y no va a tirar la toalla en su tarea de levantar este país'.

Aparte de ABC y TVE, el presidente ha optado por los medios europeos para informar del por qué de sus políticas y -levemente- de sus intenciones. Es verdad que el panorama mediático afín a los conservadores se ha fragmentado y una parte de esta prensa está siendo muy crítica con Rajoy. Desde El Mundo, su director, Pedro J Ramírez, apela a la vuelta de José María Aznar para que ponga orden.

Por su parte, el Grupo Intereconomía, un fiel aliado de los conservadores hasta ahora, ha optado, primero, por respaldar a Mario Conde, colaborador de la casa, en su aventura electoral gallega frente a Feijóo. Por otro, los medios que preside Julio Ariza (ex diputado del PP en Catalunya y ahora muy crítico con Rajoy en Twitter) se han puesto del lado de las víctimas del terrorismo y critican con virulencia que se aprobase la libertad condicional para el etarra Bolinaga desde parte del Gobierno, con Rajoy a la cabeza. Ruiz-Gallardón ha decidido romper la estrategia oficial del Gobierno optando por apoyar a la Fiscalía de la Audiencia Nacional en su decisión de recurrir la excarcelación de Bolinaga.

Muy chocante había resultado también, incluso en las propias filas del PP, que, tanto en las cuatro entrevistas a periódicos del domingo como en la futura de TVE, hubiera quedado fuera en un principio el diario La Razón, que dirige un ex estrecho colaborador de Rajoy en los gobiernos de Aznar. Francisco Marhuenda ha sido director de gabinete del entonces ministro de Administraciones Públicas, siguió en Educación y fue nombrado director general de Relaciones con las Cortes cuando el hoy jefe del Ejecutivo asumió la cartera de Presidencia. Finalmente, en la entrevista del ente público, el lunes a las 21:30h, estará la periodista Pilar Gómez en representación de La Razón.