Público
Público

Rajoy dice que el rescate "no es imprescindible" en estos momentos

El presidente del Gobierno y el primer ministro italiano rechazan la propuesta para crear un 'supercomisario' europeo de Economía que tenga el control de los presupuestos nacionales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Palacio de La Moncloa recibió esta mañana al primer ministro italiano, Mario Monti, para celebrar la bilateral España-Italia después de más de tres años de la edición anterior, que tuvo lugar en la isla de Cerdeña y que presidieron los antecesores de Monti y Mariano Rajoy, Silvio Berlusconi y José Luis Rodríguez Zapatero, respectivamente. Con todo, en los diez meses de gobierno del PP, el presidente español y el primer ministro italiano van por su cuarto encuentro, obligados, fundamentalmente, por un contexto de crisis económica especialmente adverso para sus países. Rajoy aprovechó la rueda de prensa con su homólogo italiano para ser más claro que en otras ocasiones sobre su percepción de cómo tiene que resolverse la actual crisis de deuda que está desangrado a las finanzas españolas y que, en cualquier caso, no contempla ni la petición del rescate ni suavizar la política de recortes y de objetivo de déficit del Gobierno. 'De momento -aseguró-, no es imprescindible' el rescate de la economía española.

Para el jefe del Ejecutivo, 'el instrumento [compra de deuda por parte del Banco Central Europeo] está ahí y eso ya revela que hay una intención de preservar el euro', es decir, y según explicó el propio Rajoy, el mensaje de que 'si hay algún problema, aquí está el BCE' ya es positivo en sí mismo de cara a los mercados y para el proyecto de irreversibilidad del euro. 'En cuanto crea que para los intereses generales de España, es bueno pedirlo, lo pediré. Mientras tanto, no', concluyó.

Para el jefe del Ejecutivo -cuyas 'medidas liberalizadoras tan valientes' fueron efusivamente alabadas por Monti-, el camino de resolución de la crisis para por 'más unión política, económica, bancaria y fiscal' que debe trasladarse como un objetivo único de mayor integración frente a propuestas individuales, como la de crear la figura del 'súpercomisario' económico europeo mencionada por el presidente del BCE, Mario Draghi, en una entrevista al diario alemán Der Spiegel en apoyo a la propuesta del ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schauble y que, según Rajoy, no constituye un tema prioritario 'para hoy', sino una propuesta puntual. 'Y esa idea, aisladamente considerada, no me gusta', sostuvo.

El presidente del Gobierno pidió centrarse en el proyecto conjunto y comparó el objetivo único de más integración al que apela con el de la apuesta por el euro en su día: entonces, en 1996, explicó el presidente, España pasaba por 'una situación difícil, pero la voluntad' de todos ayudó a darle luez verde. Como en esos momentos, aseguró Rajoy, hoy 'no se puede ir primero a una cosa y luego a otra' sin saber hacia dónde e insistió en que los países miembros se fijen 'objetivos y plazos' y en que la UE fije 'qué quiere ser y a dónde quiere ir' y, a partir de ahí, entrar en los detalles de 'todo el paquete'.

Mario Monti, al principio, fue más cauteloso que Rajoy al opinar sobre el beneplácito de Draghi a la figura de un súpercomisario que tendría capacidad de veto sobre los presupuestos nacionales. Antes de nada, el primer ministro italiano aclaró que no había leído la entrevista a su paisano Draghi en Der Spiegel, aunque, a renglón seguido, expuso toda una téorica sobre otros mecanismos existentes en la Comisión Europea para controlar el cumplimiento de los principios de estabilidad y los objetivos de déficit de los países miembros, como el Tratado de Maastrich, el pacto por el crecimiento y el empleo o el pacto fiscal de reciente creación.

La creación de la figura del súpercomisario -que Rajoy y Monti confirmaron haber tratado en su reunión de esta mañana- es 'un mito' para el primer ministro italiano y su propuesta puede llegar a ser perjudicial de cara a los mercados, que podrían tachar de falta de seriedad a los dirigentes de la UE, dedicados a buscar intrumentos para fines concretos sin molestar en utilizar los que ya tienen para los mismos objetivos.

Tanto el presidente español como el primer ministro italiano cocincidieron en la injusticia que supone el acceso a la financiación de sus países en comparación con la de otros -en clara referencia a Alemania, aunque sin citarla-, que se financian a interés cero, además, por circunstancias ajenas a las políticas nacionales y a la solvencia real de Italia y España. Por ello, al ser preguntado sobre la subida de la prima de riesgo italiana en las últimas horas (315 a 350), el primer ministro Monti respondió: 'Pregunte a los mercados'.