Público
Público

Rajoy estudia protestar otra vez con pancartas en la calle

Convocará una manifestación si persiste la "asfixia financiera" de los municipios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Durante la legislatura pasada, Mariano Rajoy se echó a la calle para protestar contra la política antiterrorista del Gobierno, por la política del agua y por los matrimonios homosexuales. Y en esta, que acaba de arrancar, quizá siga por la misma senda.

'No descartamos convocar una manifestación', señalaba este miércoles un alto dirigente del PP tras la reunión de alcaldes que se celebró en la sede nacional del partido para debatir sobre financiación local.

El PP está estudiando si convoca o no una concentración ante la 'asfixia financiera' a la que se ven sometidas las entidades locales. Pero antes de hacerlo le darán una oportunidad a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y a José Luis Rodríguez Zapatero, para ver si resuelven una situación que califican de 'crítica'. Si el resultado es un 'fracaso total', Rajoy saldrá detrás de la pancarta.

Por el momento, el PP apoya las medidas que la FEMP piensa exponerle a Zapatero en una reunión que su Comisión Ejecutiva mantendrá con él a comienzos de la semana que viene. La organización, presidida por el socialista Pedro Castro, reclamará al presidente del Gobierno que se mantengan los anticipos a cuenta, que se proceda a la creación de un fondo de nivelación por importe de 80 millones de euros y que se aplique la Ley de Estabilidad con igual tratamiento a comunidades autonómas y Gobiernos locales.

Pero al PP le parece insuficiente. Además de que piensa llevar estas propuestas a las Cortes y, en forma de moción, a todos los Ayuntamientos, también ha pensado en poner en marcha otras iniciativas.

Durante su intervención Rajoy anunció que su partido pedirá que no se rebajen las partidas de las corporaciones locales en los Presupuestos -porque según el PP se les ha detraído unos mil millones de euros-, que se cree una línea en el Instituto de Crédito Oficial (ICO) por importe de 5.000 millones de euros y que el Estado avale emisiones de deuda de los ayuntamientos por un máximo de 4.000 millones de euros.

El acto del PP, al que acudieron 30 regidores de capitales de provincia, tendrá su continuidad en otro que se celebrará el próximo 2 de diciembre, y que contará con más de 500 representantes locales. En este encuentro se evaluará cómo han ido las reuniones y qué propuestas de futuro se pueden hacer.

Los conservadores también quiere analizar con detenimiento 'lo que está pasando en la FEMP'. Creen que necesita 'modernizarse' y ven 'rídiculo' su papel y el del presidente. También le queda pendiente debatir sobre qué ocurrirá cuando 'los ciudadanos se presenten ante las puertas de los ayuntamientos pidiendo ayudas para el pago de hipotecas y desempleo'.

El PP piensa que se debe priorizar 'la inversión productiva y el gasto social'. Y no parece tener mucha confianza en que la situación se resuelva. Así lo exponía este miércoles en un documento donde se podía leer: 'La FEMP ha certificado su trabajo con un rotundo fracaso' y 'Zapatero se ríe de los Ayuntamientos y les miente'.