Público
Público

Rajoy estudia reducir los diputados del Congreso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mariano Rajoy dio ayer el pistoletazo de salida a la Convención Nacional del PP, que clausurará mañana, asegurando que en ella se hablará de la limitación de mandatos para los dirigentes políticos y de una reducción de diputados en las Cortes, los parlamentos autonómicos y las corporaciones locales. Fue su gran anuncio antes de retratarse con los cabezas de lista de su formación al Congreso de los Diputados.

Con esta voluntad, el jefe del principal partido de la oposición recogía el guante que, según dijo, le han lanzado algunos ciudadanos en los últimos meses. Al PP han llegado peticiones para que aborde en su programa electoral una infinidad de asuntos. Entre otros, Rajoy destacó que se les ha demandado hablar 'del voluntariado, de la igualdad de salarios entre hombres y mujeres, y de los abusos que se cometen entre personas mayores en algunas empresas y entidades financieras'.

El PP quiere que el eje vertebrador de la convención sea la creación de empleo

El presidente de los conservadores garantizó que de todo ello se debatirá durante estos tres días, pero insistió en que el eje vertebrador de la convención será el empleo y la política económica.

La idea planteada por Rajoy tardó poco en convertirse en argumento para el debate sin siquiera haberse concretado. El portavoz de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, alertó sobre las consecuencias que tendría una iniciativa de este calado en su perfil de la red social Twitter. 'La reducción de diputados que estudia el PP significa un nuevo intento de laminar a las minorías y de hacerlo más mayoritario'.

Las propuestas concretas para el 20-N todavía no han sido formuladas

El número de parlamentarios en la Cámara Baja es de 350. La Constitución establece que los miembros del Congreso no pueden ser menos de 300 ni más de 400. Con ello, Rajoy sólo podría reducir la cifra en 50.

Precisamente, durante la subcomisión parlamentaria que estudió la reforma de la Ley Electoral, IU y Unión Progreso y Democracia (UPyD) defendieron elevarlo a 400, con el aval del Consejo de Estado. Una vía para aprovechar los restos de votos que no se traducen en escaños.

Pese a que el objetivo originario de esta convención fue la presentación del programa, la primera jornada se consumió sin una sola propuesta. Nada más llegar a las instalaciones, Rajoy se retrató junto a sus números uno para el Congreso. Hubo tres ausencias: los tres candidatos por Aragón, además de Juan Carlos Aparicio (Burgos) y de Leopoldo Barreda (Bizkaia).

Los conservadores debatirán sobre la limitación de mandatos

Tras la inauguración, cerrada con las intervenciones de la directora de campaña, Ana Mato, y Aznar, el PP celebró dos mesas, sobre empleo y política exterior. En el debate sobre economía, la diputada Fátima Báñez aseguró que la intención del partido, si ganan las elecciones, es bajar primero los impuestos a pymes y a emprendedores. Después, cuando las arcas estén cuadradas, dijo, llegará la bajada para las familias.

En esta misma mesa se estrenó Mercedes Fernández, la mujer escogida por Rajoy como cabeza de lista por Asturias. La candidata aprovechó para mostrar su 'orgullo' por encabezar la lista. A su lado se sentaba José Manuel Soria, número uno por Las Palmas y uno de los favoritos en todas las quinielas posteriores al 20-N.

La elección de Málaga como sede no es casual. Tras las generales, que el PP prepara con optimismo, tocarán las autonómicas andaluzas.