Público
Público

Rajoy evita pedir perdón al sastre de Camps

El juez retiró la imputación a José Tomás, acusado por el PP de falsedad documental

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del PP, Mariano Rajoy, eludió ayer el caso Gürtel por enésima vez. El dirigente conservador, que reunió a su comité ejecutivo nacional en Barcelona como muestra de respaldo a su candidata Alicia Sánchez-Camacho, prefirió no responder a las preguntas que se le hicieron sobre la trama de corrupción.

'¿Teme usted que el presidente de la Generalitat acabe en el banquillo por alguno de los delitos que el juez Pedreira ha decidido enviar finalmente al Tribunal Superior de Justicia valenciano para que los investiguen?' '¿Ustedes, que apelan tanto a la presunción de inocencia, tienen pensado pedir disculpas al sastre de Camps por haberle acusado de graves delitos ahora que ha sido desimputado?' Estas fueron las dos cuestiones que se le plantearon al jefe de la oposición. 'Le aseguro que ambos asuntos no se han tratado en esta reunión', contestó.

Con ello Rajoy dio por finalizada la rueda de prensa, como hace habitualmente en cuanto le sacan a relucir la situación en el País Valencià. Su respuesta también sirvió para constatar que el líder del PP no habla ante los suyos de la situación del jefe del Consell, a pesar de que esta siga avanzando procesalmente. Ayer, tocaban Presupuestos y elecciones catalanas. Todo ello sazonado por las críticas a un Gobierno que ve 'en tiempo de descuento'.

Rajoy no quiso opinar del auto personalmente ni pedir perdón por los pasos que se han dado en su nombre. Tampoco Federico Trillo tiene previsto retractarse. Y eso que el estratega judicial del PP ha sido una de las personas que más se han cebado con José Tomás. Trillo siempre ha tratado de resaltar 'las contradicciones' del sastre, entre bailes de cifras y fechas, con el fin de desacreditar a uno de los testigos principales del caso de los trajes.

Cuando hace unos días el juez le levantó la imputación, nadie del PP se dirigió a él para excusarse. Al contrario, los conservadores anunciaron que iban a presentar un recurso ante dicha decisión. Este se conocerá en los próximos días.

No era la primera vez que la Justicia daba la razón al sastre. También lo hizo cuando sentenció que había sido despedido de Forever Young de forma improcedente.

En el auto del pasado 27 de septiembre se señala que las declaraciones prestadas en la causa descartan el delito de falsedad documental.

Algo de lo que precisamente Trillo le ha acusado hasta la saciedad. El diputado conservador también ha apuntado en numerosas ocasiones que el sastre pudo realizar una doble facturación: por un lado a Camps y, de otro, a la trama corrupta. El juez Pedreira mantiene que el sastre ignoraba si los trajes 'se correspondían o no con gastos propios de las empresas que representaban'.

Para el PP, sigue siendo 'un chorizo' y desde sus filas aseguran que aún tiene que responder a otras cuestiones. Pero Trillo también tiene que dar explicaciones después de que el propietario de la tienda, Eduardo Hinojosa, (al que el sastre ya ha ganado seis pleitos en los tribunales), reconociera hace unos días que se había reunido en dos ocasiones con el responsable de Justicia y que este se había interesado 'por el tema de los trajes'.

Por otro lado, Camps, que no acudió al encuentro de ayer, anunció que el jueves responderá a las preguntas de la oposición en Les Corts. A petición del portavoz del PSPV, Ángel Luna, tendrá que razonar porque está 'satisfecho' con el auto de Pedreira teniendo en cuenta que se está hablando, entre otros delitos, de financiación ilegal, tráfico de influencias o cohecho propio. Rajoy, mientras tanto, le sigue apoyando para que repita como candidato a la presidencia de la Generalitat y lo seguirá haciendo a menos que ocurra una hecatombe judicial.