Público
Público

Rajoy exige a sus barones que no debatan sobre candidatos

"No hay fecha; la fecha es la que marca la ley", intenta zanjar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El acto estrella del día de ayer para los conservadores era la ofrenda al apóstol. Por ello, el partido celebró un Comité Ejecutivo Nacional en tiempo récord en el hotel monumento de San Francisco.

Pasadas las 13.30 horas y después de la foto de familia, a la que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, llegó por los pelos, el líder del PP se encerró con los suyos. Junto a los clásicos mensajes sobre la crisis, los Presupuestos Generales del Estado y lo favorables que les son las encuestas, Mariano Rajoy exigió a los máximos dirigentes de su formación que no entren al debate sobre los candidatos para las próximas citas electorales, que no contribuyan a alimentar esta polémica en los medios decomunicación.

La mayoría de los allí presentes lo interpretaron como una llamada de atención al PP de Asturias, fuertemente dividido entre los partidarios de que el ex ministro de Aznar Francisco Álvarez-Cascos sea el cabeza de lista por el Principado y los que le rechazan.

Hace menos de una semana que más de 20 juntas locales de los conservadores asturianos emitieron un comunicado en el que proponían a Rajoy una terna de candidatos alternativos al ex titularde Fomento.

Rajoy no quiere que estos debates internos nublen su labor de oposición ni que le empañen la campaña para las autonómicas en Catalunya, las más inmediatas. Por eso, exigió a los suyos que no entren al trapo en estos debates, que no alimenten estos debates en los medios de comunicación. Y que, si tienen algún tipo de duda al respecto, que no duden en llamarle por teléfono.

También fue muy insistente, en privado, en la idea de que el partido 'tiene todo el tiempo del mundo para designar a sus candidatos'. Un argumento en el que volvió a insistir ante la prensa: 'Sé que me van a preguntar ustedes por si hay fecha para designar candidatos. No hay fecha. La fecha es la que marca la ley'.

Además de dar con un candidato para Asturias, Rajoy necesita aclarar sus planes para Navarra. Todo, cruzando los dedos para que el caso Gürtel no se lleve por delante a Francisco Camps.

De hecho, algunos de los presentes interpretaron las palabras de Rajoy como un toque de atención al entorno del president valenciano, que daban por hecho que Camps repetiría mucho tiempo antes de que el líder del PP dijera eso de 'yo creo que Camps debe ser el candidato'.

Una vez más, la segunda en menos de una semana, el líder del PP redujo al mínimo su intervención ante los medios de comunicación.

Si el pasado jueves, en Toledo, sólo admitió cuatro preguntas, ayer, las redujo a dos. Pero con la novedad de acotar los temas. Antes de someterse a las cuestiones avisó de que iba a responder sólo a las que versaran sobre los asuntos que él previamente había relatado. 'De otros asuntos no voy a hablar'. Había hablado de ETA, elecciones, de la crisis de los ayuntamientos y de las '50 medidas' que presentarán.