Público
Público

Rajoy "hablará" con los bancos para ver "lo que se puede hacer" con el crédito

"La educación es una inversión", sostiene, mientras los maestros se manifiestan por los recortes dictados por el PP.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder del PP, Mariano Rajoy, deja cada vez más claro que no está por la labor de concretar la que será su alternativa de Gobierno de cara al 20-N. En Las Palmas, un día después de que el presidente de Bankia, Rodrigo Rato, el ex secretario general de CCOO José María Fidalgo y otros invitados vertieran en un foro sobre empleo organizado por el PP algunas de las recetas que ellos sugerirían para su programa laboral, Rajoy optó por no mojarse. Prefirió hilar un discurso que nadó en la inconcreción. Es su forma de huir de anuncios impopulares.

Una de las muestras más claras de este discurso poco preciso llegó cuando daba algunas pinceladas de lo que él juzga indispensable para recuperar el crédito. El presidente del principal partido de la oposición insistió en la necesidad de una reestructuración del sistema financiero, 'particularmente en el sector de las cajas de ahorros'. Y consideró 'preciso' que las entidades financieras 'asuman su parte de responsabilidad en la salida de la crisis'. ¿Cómo? Pocas pistas dio. Se limitó a asegurar que 'habrá que hablar con ellos [los bancos], hablar a fondo, discutir y ver lo que se puede hacer, porque también ellos tienen sus problemas, sobre todo de morosidad'.

Rajoy enfatiza que crear empleo 'es una urgencia nacional'

A su juicio, 'de ese diálogo saldrán soluciones, porque recuperar el crédito es capital' si se quieren 'crear empleos'. Su rival socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, sí ha concretado su intención de gravar a la banca.

Junto a la recuperación del crédito, se marcó como objetivo recuperar la confianza y sanear las cuentas públicas. Todo con un principio inspirador que guiará las políticas que ponga en marcha su partido si los españoles le dan la confianza el 20-N: la creación de empleo. Para él, 'una urgencia nacional'.

Aboga por 'eliminar como norma la temporalidad» en la contratación

Evitando caer en el error en el que se precipitó a principios de semana su portavoz, Esteban González Pons, cuando sostuvo que aspiraban a crear 3,5 millones de empleos, sorteó las cifras. Se limitó a dar a entender que su partido está en disposición de crear trabajo, porque ya lo hizo cuando gobernó. Así, recordó que, en 1996, se encontraron con un 22% de paro, que en 2004 dejaron la cifra en el 10% y que ahora estamos en niveles muy similares a los de 1996. 'Hay una senda de salida. La conocemos, la hemos recorrido, podemos volver a hacerlo', proclamó mientras se arrogaba la tarea de 'iluminar ese camino de salida de la crisis'.

La educación va de la mano del empleo. Será otro de los ejes de la campaña de los conservadores. En este campo, Rajoy apostó por 'cambiar el chip'. 'La educación no es gasto. Es una inversión para el futuro (...). La riqueza natural de España es la gente'. Obvió que en comunidades autónomas gobernadas por el PP, como Madrid y Galicia, los profesores se están echando a la calle contra los recortes y el deterioro en la educación. Y que el plan de ahorro propuesto por María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha afectará, según el PSOE, a 15.000 empleos públicos, el grueso de ellos en los sectores sanitario y educativo.

Además, en las últimas semanas, destacados dirigentes del PP, como la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, han sido muy críticos con la labor de los docentes, poniendo en duda su trabajo y dedicación.

'La riqueza de España es la gente', declara en defensa de la educación

No es nuevo que Rajoy diga que pretende revisar 'todas las partidas de los Presupuestos y reducir las superfluas'. Tampoco es nuevo que se muestre partidario de abordar medidas en materia fiscal. Repitió estos anuncios sin dar más detalles. Se limitó a asegurar que 'toda la regulación' en materia de impuestos que pondrá en práctica 'irá para ayudar a los que puedan crear puestos de trabajo'.

En lo único que se sumó a lo aportado en este foro de empleo por Rato fue en el tema de la eliminación de la dualidad en el contrato laboral. Sin atreverse del todo a apostar por un contrató único, el líder del PP abogó por 'simplificar' la tipología de los contratos y 'eliminar como norma la temporalidad, aunque tiene que haber algunos [contratos temporales]'. También se mostró partidario de una reforma de la negociación colectiva tendente a que las decisiones sobre el salario y las condiciones laborales se adopten 'en el marco de los acuerdos de los empresarios y los trabajadores' de la empresa en cuestión.

Rajoy se ve en la Moncloa. La semana pasada se refirió a su partido como 'este Gobierno' y confundió el Congreso de los Diputados con el 'Consejo de Ministros'. Sonaron carcajadas. 'No era intencionado, pero tampoco es tan exagerado', intentó salir del paso.