Público
Público

Rajoy huye del debate sobre las diputaciones

Prefiere esperar a la propuesta "definitiva" de su rival

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fiel a su estilo, el líder del PP esquivó ayer uno de los debates que ha marcado la agenda política en las últimas semanas: el del futuro de las diputaciones provinciales. Preguntado ayer sobre la última propuesta del candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, de transformar estos órganos de poder local en un Consejo de alcaldes, Mariano Rajoy optó por dejar su respuesta en cuarentena.

'Prefiero hablar de otros temas. Espero que llegue la propuesta definitiva [de Rubalcaba sobre las diputaciones] para poder pronunciarme. He oído de todo', intentó zanjar el presidente del principal partido de la oposición cuando fue preguntado por los periodistas en un acto con empresarios en San Fernando (Cádiz).

El líder de los conservadores intentó contraponer el planteamiento 'serio' de reformar la Constitución para establecer una regla de gasto en las administraciones, votado esa misma mañana en el Congreso al debate sobre las diputaciones, sobre el que no se pronunció.

Partidarios de mantener estos órganos de poder local, hasta la fecha los conservadores no han concretado su alternativa a las propuestas del candidato socialista para las diputaciones más allá de insistir en la necesidad de reformarlas y fortalecerlas. Este fue el compromiso que Rajoy alcanzó con los presidentes de diputación de su partido en una reunión que mantuvieron el pasado julio en Pontevedra.

Ante el silencio de Rajoy estos días han sido otros dirigentes conservadores como Ana Mato, vicesecretaria de Organización del PP, Cristóbal Montoro, responsable económico o María Dolores de Cospedal, secretaria general, los que se han encargado de trasladar la postura oficial de la formación sobre las diputaciones.

El partido considera que los socialistas han puesto sobre la mesa este debate de forma 'interesada' después de perder gran parte de las diputaciones provinciales tras las elecciones del 22-M. Además, consideran que son unos órganos fundamentales a la hora de prestar servicios a 15 millones de españoles.

En su acto con empresarios, el líder del PP volvió a insistir en que si los ciudadanos le dan su confianza, el 20-N su objetivo será crear empleo.