Público
Público

Rajoy insiste en su única propuesta: abaratar el despido

El presidente del PP reitera que acudirá a la reunión del jueves con el Ejecutivo aunque "sin ninguna confianza"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mariano Rajoy ha vuelto a insistir en una propuesta que ya hizo anteriormente y que sigue sin presisar, consistente en abaratar el despido. Se trata de un nuevo contrato de trabajo fijo con una indemnización por despido proporcional al tiempo que haya pasado el trabajador en la empresa, una idea que el PP llevará a la reunión con la comisión ministerial que trabaja en un pacto anticrisis.

En rueda de prensa en Barcelona, Rajoy ha reiterado que su partido acudirá a la reunión del 25 de febrero con el Ejecutivo, pero ha destacado que lo hará 'sin ninguna confianza'.

Rajoy, que hoy ha vuelto a desacreditar la utilidad de la comisión, ha propuesto ese nuevo contrato y recuperar la ley de estabilidad presupuestaria de 2005, que limitaba el endeudamiento de las administraciones, tras remarcar que no hay que 'esperar al jueves para decirle a (José Luis Rodríguez) Zapatero que haga algunas cosas'.

'Que deje de marear la perdiz, de crear comisiones y se ponga a gobernar', ha dicho el líder de la oposición, que ha insistido en que en materia económica no tiene 'ninguna confianza' en el jefe del Ejecutivo.

Ha explicado que este nuevo contrato que defiende crear respetaría los 'derechos adquiridos' y es una alternativa a los dos más usados, el que prevé una indemnización de 45 días por año trabajado, y el temporal, que se aplica en el 30% de los casos, según el PP, y que no contempla indemnización.

El presidente del PP no ha precisado cuántos días se pagarían como mínimo y como máximo con esta nueva modalidad contractual, pero ha recordado que en 1997 se puso en marcha un contrato con 33 días de indemnización que se ha usado poco y que ahora se puede crear otro con indemnización variable en función del tiempo trabajado.

Preguntado por si comparte la idea de CiU de un contrato con 20 días de indemnización por despido, ha comentado que se 'puede hablar' de ello, pero ha mostrado su preferencia por la idea de la indemnización progresiva.

Entre las medidas que Rajoy exige al Gobierno que ponga en marcha de forma 'urgente', y que el PP llevará a la comisión, están la reducción en 10.000 millones de euros, y no sólo de 5.000, de los presupuestos del Estado, la supresión del 25% de los altos cargos de la administración del Estado, así como dejar sin efecto la subida del IVA.

Una ley de morosidad 'que funcione', obligar a las administraciones a pagar en 60 días como máximo o facilitar créditos a interés cero a los ayuntamientos para que paguen sus deudas son otras de las aportaciones del PP.

Al margen de esas ideas, que se pueden aplicar 'en 24 horas si hay voluntad', sin 'esperar a ninguna comisión', Rajoy ha explicado que el PP tiene tres 'prioridades básicas': reducir el déficit y la deuda pública; reestructurar el sistema financiero y reformar el mercado laboral.