Público
Público

Rajoy juega con la tercera edad

El líder del PP visita un geriátrico donde juega al billar, al dominó e incluso regala un libro de belleza a Sánchez Camacho

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del PP, Mariano Rajoy, y la candidata del PPC a la Generalitat, Alicia Sánchez-Camacho, han 'revolucionado' esta mañana una residencia de la tercera edad de Cerdanyola del Vallès (Barcelona), en donde Rajoy ha jugado a billar y ha batido a varios ancianos en una partida de dominó. El político conservador ha prometido que si el PP es decisivo tras las catalanas del 28 de noviembre, usará el 10% de los recursos de la emisión de bonos de la Generalitat para compensar a los pensionistas con 240 euros anuales.

Como las estrellas del pop, se han hecho esperar, pero durante la hora que ha durado la visita no han parado de repartir besos y saludos entre los jubilados y de posar para hacerse fotos con ancianos.

A Rajoy un grupo de señoras le ha comentado que es verdad eso de que la tele engorda, porque en persona le veían más delgado, y le han soltado algunos piropos.

'¿Has visto a Alicia? Está más guapa en persona', cuchicheaban dos señoras perfectamente acicaladas para la ocasión al ver avanzar a la maraña de cámaras y fotógrafos que rodeaba a los líderes conservadores.

El presidente del PP, en una rápida incursión en el mundo del billar a tres bandas, se ha hecho un espacio entre fotógrafos, cámaras y jubilados para golpear directamente con la bola blanca a otra roja que le habían situado a poca distancia.

Más concentración ha demostrado con el dominó, un clásico en las residencias de gente mayor, donde ha vencido a tres jubilados pese a las sospechas de favoritismos que denunciaban algunas señoras desde un lateral.

Al tocarle la doble blanca en el dominó se ha felicitado: 'Tengo una bomba de relojería'

'No, no, no le hemos dejado ganar', decía uno de los rivales de Rajoy, que ha subrayado que el líder del PP no había tenido ninguna ficha doble y que eso le había facilitado la victoria.

También Rajoy ha hecho su particular análisis de la partida y le ha comentado a un hombre mayor que la ficha que le había tocado (la doble blanca) era una 'bomba de relojería'.

Luego Sánchez-Camacho y el líder del PP han salido a un patio donde hombres y mujeres bailaban con salero, siguiendo las indicaciones de una monitora, y la candidata ha cogido en brazos a una niña mientras Rajoy comentaba a un grupo de señoras la importancia de caminar y de hacer ejercicio.

Desde luego, todos lo tenían claro, porque cuando han cruzado la puerta han reanudado su ejercicio matinal al ritmo de una canción de Ana Torroja.

La visita ha dado incluso para que el líder del PP visitara brevemente la biblioteca de la residencia, donde ha cogido un libro titulado La belleza femenina, y le ha espetado a su candidata en Cataluña: 'Éste es para ti'.