Público
Público

Rajoy se lleva al huerto a todos los presidentes autonómicos

Les arranca un compromiso unánime con el objetivo de déficit a cambio de repartir el esfuerzo en 2014 para aliviar a la carga de las comunidades. Trata de contentar así a los mercados y niega que vaya a pedir un rescate de manera i

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La V Conferencia de Presidentes ha concluido con un presidente del Gobierno visiblemente satisfecho por la imagen de la jornada que ha conseguido trasladar a Europa, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y, sobre todo, a los mercados: todos los barones de todos los colores políticos firmando un mismo documento en el que las comunidades autónomas se comprometen a cumplir con el objetivo de déficit (1,5% en 2012, 0,7% en 2013, 0,1% en 2014 y superávit de 0,2% en 2015).

El texto que han firmado los 17 presidentes autonómicos y los dos alcaldes-presidentes de Ceuta y Melilla incluye, además, un compromiso explícito con la consolidación fiscal y con todos aquellos aspectos que derivan de la pertenencia de España a la Unión Europea y a la eurozona, especialmente, en lo que se refiere a las 'recomendaciones' específicas hechas a España por el Consejo Europeo (pacto fiscal, déficit excesivo y semestre europeo).

La cena de Mariano Rajoy ayer con sus presidentes autonómicos en la sede nacional del PP, sin duda, dio sus frutos e, incluso, más allá, porque al margen del requerimiento generalizado para que la Administración central haga extensiva a las autonomías la flexibilidad que Bruselas tuvo con su objetivo de déficit (del 5,3 al 6,3% en 2012), ni el presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, hizo mención a sus aspiraciones independentistas ni de concierto económico ni los presidentes de Andalucía, Asturias o el lehendakari –socialistas todos– apelaron al federalismo como solución a los desequilibrios económicos territoriales.

'Aquí hemos venido a hablar de economía', concluyó el jefe del Ejecutivo cuando le preguntaron una y otra vez por la intervención de Mas, que, efectivamente, no aludió al soberanismo catalán ni a su propuesta de pacto fiscal. Rajoy agradeció a los presidentes autonómicos su disposición a 'hablar de lo importante', a centrarse en 'las cosas que preocupan a los españoles' al margen de las discrepancias.

El presidente del Gobierno centró su rueda de prensa en el documento firmado por los barones e, incluso, leyó párrafos del mismo a modo de introducción para subrayar que su deseo se había cumplido, aunque pocas horas antes, su entorno todavía dudara de que todas las comunidades autónomas iban a firmar el texto. Finalmente, unos y otros, PP y PSOE, pero también CiU y Coalición Canaria (CC), aceptaron el contenido de la llamada Propuesta de declaración sobre la situación económica en España y el futuro en la Unión Europea, aunque sólo fuera 'por responsabilidad' de cara a la imagen exterior, tal y como trataban de justificar unos no muy convencidos socialistas y nacionalistas.

Con la intención de abordarlo más pronto que tarde, sin embargo, todos los presidentes autonómicos se quedaron con el compromiso de Rajoy de que, tanto el reparto del objetivo del déficit como la reforma del sistema de financiación autonómica, serían tratados en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). En la rueda de prensa de conclusión de la cumbre autonómica, Rajoy informó del acuerdo alcanzado para que este organismo establezca un procedimiento de cara a determinar los criterios de reparto del déficit entre las Administraciones públicas de cara a 2014. Hasta entonces, sin embargo, las comunidades autónomas deberán cumplir con los objetivos conocidos de 2012 (1,5%) y 2013 (0,7%).

Durante su comparecencia, Rajoy contestó con un simple 'no' rotundo a la pregunta sobre si el Gobierno iba a pedir 'un rescate inminente', del cual informó ayer en un teletipo la agencia Reuters.

-El PSOE se suma al pacto por temor a la respuesta de los mercados

El presidente del Gobierno realizó en la rueda de prensa un auténtico despliegue de retranca gallega cuando fue preguntado directamente por su opinión sobre la intención de 'filtraciones' como la de la agencia Reuters, en donde aseguraba que España pediría el rescate para su economía este fin de semana. Ésta fue la respuesta de Mariano Rajoy en medio de las risas mal contenidas de la sala y la suya propia:

'Sobre las filtraciones, como ustedes saben muchísimo mejor que yo, jamás he hecho una filtración en mi vida. Además, no pienso hacerla, lo cual me convierte en ese ser tan 'popular' entre algunos de los periodistas que no están aquí en estos momentos...

Tampoco puedo estar contestando a las filtraciones todos los días, porque incluso hay días en que las filtraciones son contradictorias. Sobre lo que ha salido sobre este fin de semana, pues muy bien: si hay una agencia o alguien que dice que este fin de semana vamos a pedir el rescate, caben dos posibilidades: que esa agencia tenga razón y mejor información que yo, lo cual es muy posible. O que no sea así, lo cual, a lo mejor también es posible; o no, qué más da...

Pero si a usted le sirve de algo lo que yo pueda decirle y si le parece que lo que yo pueda decirle es más importante que esa filtración, le diré que no; pero vamos, aun así, además puede usted pensar lo que estime oportuno y conveniente porque ¡a lo mejor acierta!'.