Público
Público

Rajoy lleva la reivindicación sobre Gibraltar a su estreno en la ONU

El presidente del Gobierno insta a Reino Unido a dialogar sobre la soberanía de la Roca: "Ya hemos perdido demasiados años"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, pedirá esta madrugada al Reino Unido ante la Asamblea General de las Naciones Unidas abrir un diálogo 'directo y sincero' sobre la descolonización de Gibraltar porque considera que 'hemos perdido ya demasiados años'. Rajoy, según han avanzado fuentes del Ejecutivo español, hará esta solicitud en su estreno en las próximas horas en la tribuna de la Asamblea de la ONU. Hará hincapié en que entre países amigos y aliados como son España y el Reino Unido, el diálogo debe permitir superar cualquier diferencia. 'Por ello -va a exponer ante la Asamblea- quiero hacer un llamamiento al Reino Unido para que reiniciemos el diálogo bilateral sobre la descolonzación de Gibraltar'. Un proceso que defiende que se desarrolle de acuerdo con los parámetros indicados por las Naciones Unidas y plasmados en la Declaración de Bruselas de 1984.

España y el Reino Unido llevan ya algo más de diez años sin sentarse a hablar sobre la soberanía de Gibraltar. La última vez fue en la reunión que mantuvieron el 26 de junio de 2002 los entonces ministros de Asuntos Exteriores de España, Josep Piqué, y Reino Unido, Jack Straw. El actual titular de Exteriores español, José Manuel García-Margallo, se ha marcado desde el inicio de su mandato la intención de desbloquear las conversaciones sobre el dominio del Peñón después de que el anterior Gobierno socialista optara por dejar a un lado este asunto y apostar por la cooperación a través del Foro de Diálogo tripartito. García-Margallo desea sólo una diálogo bilateral con el Reino Unido y formalizó por escrito el pasado 1 de febrero la petición de volver a negociar aprovechando la reunión que mantuvo con el secretario de Estado británico para Europa, David Lidington, en Madrid.

Además de apelar al Tratado de Utrecht (1713), por el que se cedió el territorio a la Corona británica, el Gobierno español reivindica el llamado Proceso de Bruselas, por el que Madrid y Londres se comprometieron en 1984 a hablar de la soberanía de forma bilateral. El Ejecutivo británico ha dejado de tener como referencia este marco de diálogo y su postura ahora es que no reanudará el diálogo sin el consenimiento de los ciudadanos gibraltareños.

El pasado 15 de junio, el embajador de España ante la ONU, Fernando Arias, en la sesión anual sobre los territorios que siguen siendo colonias, reiteró la defensa del diálogo con el Reino Unido. Arias defendió entonces la 'integridad territorial' de España y animó a encontrar 'fórmulas imaginativas' para resolver el contencioso después de tres siglos de disputa. En ese mismo foro, el ministro principal del Peñón, Fabián Picardo, le respondió: 'Abran los ojos, Gibraltar jamás será español'.

Especiales problemas entre España y las autoridades británicas ha habido en los últimos meses debido al veto a los pescadores gaditanos con el fin de que no faenen en aguas cercanas a Gibraltar.

Las referencias a Gibraltar han sido habituales en los discursos de otros presidentes de Gobierno español ante la Asamblea de la ONU. El anterior jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, también se refirió a este problema en su primera intervención ante este órgano de Naciones Unidas, en el año 2004, para garantizar que España mantendría su voluntad negociadora con el fin de llegar a una solución que escuchara la voz de 'ese territorio no autónomo'.

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha difundido en su cuenta de la red social Twitter (@marianorajoy) una foto en la que aparece junto al matrimonio Obama durante la recepción que ofreció el lunes en Nueva York el presidente de Estados Unidos a los jefes de delegaciones asistentes a la Asamblea de la ONU.

Rajoy se limita a comentar que la instantánea fue captada 'hace unas horas' en esa recepción en la que Barack Obama actuó de anfitrión. El presidente del Gobierno español aparece en esa foto, difundida también por la Casa Blanca, en el centro del matrimonio Obama, con el presidente estadounidense a su izquierda y la primera dama de Estados Unidos a su derecha. Los tres han sido captados sonrientes, flanqueados por la bandera de Estados Unidos y otra con el emblema presidencial.