Público
Público

Rajoy tiene motivos para creer en el cambio

Su ascenso en 10 circunscripciones clave y el desplome del PSOE en Andalucía aproximan al Partido Popular a sólo dos escaños de Zapatero en el inicio de la campaña electoral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mariano Rajoy tiene motivos para creer que está en condiciones de ganar las elecciones generales y convertir a José Luis Rodríguez Zapatero en el primer presidente del Gobierno de un solo mandato, según el macrosondeo del Publiscopio, realizado con una muestra de 12.000 entrevistas. El PP está a sólo dos escaños del PSOE, con una desventaja de dos puntos y medio en estimación de voto, que se diluye en el margen de error de la encuesta.

Rajoy empieza a soñar con el cambio por su ascenso en una decena de circunscripciones clave en las que los últimos escaños dependen de muy pocos votos y se ve como posible lo que sería un espectacular vuelco electoral no previsto hace meses. La tendencia es positiva para el PP, como muestran otros sondeos como el del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El PSOE tendría el 42,6% de los votos y 162 escaños y el PP el 40,1% de estimación de voto y 160 escaños. En 2004, los socialistas lograron idéntico porcentaje de voto y dos escaños más, mientras que el PP sube 2,4 puntos y ganaría 12 escaños. En enero, la macroencuesta idéntica daba al PSOE 167 escaños y el 43% de los votos, frente a 151 diputados y el 38,5% del PP. En este último mes, se ha producido un ascenso del partido de Rajoy en una decena de circunscripciones que le dan los últimos escaños. Se trata de Alicante, Barcelona, Castellón, Ciudad Real, Girona, Huesca, Jaén, Las Palmas, Sevilla y Valencia. Seis de ellos se los quita al PSOE, dos a Izquierda Unida, uno a Esquerra Republicana de Catalunya y otro a Convergencia i Unió. Ya en enero, el PP consiguía escaños nuevos en Cádiz, Almería, Málaga, Lleida y Tenerife.

Con respecto al último macrosondeo, el PP pierde uno en Ourense y otro en Vizcaya. Si lograra mantenerlos se habría producido el vuelco.

El cambio andaluz

Por comunidades, el ascenso del PP se sustenta sobre todo en Andalucía, Catalunya y Comunidad Valenciana, donde está en condiciones de ganar un diputado en cada una de las circunscripciones. En Andalucía puede subir cinco escaños y en Catalunya, tres. Juega a favor del PP el hundimiento de IU en circunscripciones como Sevilla y Valencia, donde pierde su actual diputado, de forma que casi queda reducido a un partido regionalista de Madrid.

El PSOE, con respecto a enero, gana uno en Ourense y otro en Vizcaya y pierde en Alicante, Castellón, Ciudad Real, Huesca, Jaén y Las Palmas. Respecto a 2004, los socialistas perderían diputados en Cádiz, Córdoba, Málaga, Sevila, Madrid, A Coruña, Castellón, Ciudad Real, Huesca y Jaén y ganarían dos en Barcelona y uno en Murcia, Toledo, Zaragoza y Girona.

Los de Murcia y Toledo los ganaría porque aumenta la población y hay uno más en disputa, mientras que en Zaragoza se lleva el de la Chunta Aragonesista.

Trabajo de campo

El trabajo de campo terminó el 12 de febrero, es decir, incluye plenamente el posible efecto negativo en el PP de la exclusión de Gallardón de las listas, el favorable para el PSOE de la promesa de los 400 euros y parte de la ofensiva de Rajoy para presentar de forma escalonada ofertas electorales llamativas.

Los datos muestran, no obstante, una cierta inestabilidad en los resultados, que hace que unos pocos votos decanten los últimos escaños de esas circunscripciones. Todavía es posible la mayoría amplia del PSOE o el triunfo ajustado del PP.

Por el momento, es obvio que la precampaña electoral del PP está funcionando, mientras que la del PSOE no termina de arrancar, confirmando los temores y preocupaciones de destacados dirigentes del partido, alarmados por la falta de iniciativas y la capacidad para cometer errores sin parar.


'No hemos reaccionado'

Los sondeos han llegado en el momento en el que el estado de ánimo del PSOE está peor. Tanto que miembros del equipo de campaña socialista defienden replantearse la estrategia. 'Nos han lanzado una docena de obuses y no hemos reaccionado', asegura un destacado dirigente socialista. La alarma en el PSOE por los resultados ajustados de las encuestas tiene como contrapunto para el PSOE el que incrementan la inquietud entre sus posibles electores y les moviliza para acudir a las urnas a evitar que gane Rajoy. Es decir, lo que Zapatero definió como tensión y dramatismo entre sus electores.

La macroencuesta muestra que, por primera vez desde hace meses, la estimación de voto del PSOE no supera la que tuvo en las anteriores elecciones generales. Al PSOE le quedan aún dos o tres anuncios de propuestas electorales llamativas, aunque fuentes del equipo de campaña explican que se ha optado por una estrategia nada efectista en cuanto a las promesas.

Además, algunas que preparaban las han parado finalmente por inviables, tras pasar el filtro del vicepresidente económico, Pedro Solbes. Lo que les queda tiene más que ver con los principios que con propuestas espectaculares.

Memoria económica

Para esta semana les queda la presentación de la memoria económica del programa, que ya la ha cerrado el equipo que lo elabora. La iniciativa, que se hace por primera vez en España, irá acompañada del cálculo del coste de las propuestas del PP que, según fuentes socialistas, resulta desproporcionado. Para la siguiente semana, ya en campaña electoral, el PSOE mantiene su confianza plena en el efecto movilizador de los dos debates cara a cara entre Zapatero y Rajoy.

En cuanto al PP, la macroencuesta les da por primera vez por encima de la barrera del 38%, en la que parecían estancados desde que se empezó a hacer este estudio en el mes de octubre. Dicho de otra forma, llegan al inicio de la campaña con parte de su munición de propuestas ya gastada, pero con la menor desventaja de toda la legislatura.

Un margen que se estrecha

Los datos que maneja la dirección del PP muestran también esta tendencia, con algún estudio que les ha llegado a dar hace unas semanas hasta 1,8 puntos de ventaja en los llamados trackings o catas sociales periódicas, según fuentes de su equipo de campaña. El equipo de Rajoy repite machaconamente que las encuestas reproducen ahora un esquema similar al de las últimas muncipales, cuando se fue estrechando la diferencia a medida que se acercaban las elecciones.

Consulta todos los resultados en la edición de papel

 

Director de la investigación: José Luis de Zárraga

Trabajos de campo: Obradoiro de Socioloxia

Universo: Población española de 18 años y más

Muestra: 12.000 entrevistas en 860 municipios

Tipo de entrevista: telefónica por sistema CATI

Diseño muestral: Muestras provinciales (no proporcionales) estratificadas por tamaño de municipio. Muestreo polietápico. Selección aleatoria del individuo, con cuotas de sexo y edad.

Error de muestreo: El error de muestreo más alto (con seguridad del +/- 90 %) es de +/- 0,8%.

Fechas del trabajo de campo: 7 de enero a 12 de febrero de 2008