Público
Público

Rajoy no aclara desde cuándo conoce las deudas de sus barones

En el PP no confirman si ha dado instrucciones a sus comunidades para frenar su morosidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En el Partido Popular no aclaran cuándo se enteró su presidente, Mariano Rajoy, de la situación de morosidad en la que se encuentran algunos de sus barones autonómicos.

El día 1 de junio, el dirigente conservador mantuvo un almuerzo con todos sus presidentes regionales, con los que habló del estado de las cuentas y de las posibilidades de cumplir el déficit. Dos días después acudía al Círculo de Economía en Sitges (Barcelona), donde un asistente le puso en un aprieto al preguntarle por qué comunidades como el País Valencià o Murcia, gobernadas por su formación, estaban abonando a sus proveedores con demoras superiores a los 600 días. Estas habían sido algunas de las cifras que le habían alarmado.

'Decir la verdad no puede ser traicionar a España', defiende Pons

Este diario quiso saber desde cuándo conocía Rajoy esa situación y si se había enterado recientemente porque sus presidentes no le habían mantenido puntualmente informado. En el PP declinaron responder a estas cuestiones y tampoco quisieron confirmar si el jefe de la oposición ya había dado instrucciones a los suyos para paliar esta situación lo antes posible.

El miércoles pasado se dieron, además, a conocer los datos oficiales de Farmaindustria la Asociación Nacional Empresarial de la Industria Farmacéutica donde tres comunidades del PP lideran el ranking de morosos con los hospitales: además de las dos autonomías ya mencionadas aparece en cabeza Castilla-León, con 725 días de retraso en el pago por suministro de medicamentos. En todas ellas, la derecha lleva más de 15 años al frente.

Pero a pesar de ello, los conservadores vienen alimentando desde hace días las sospechas sobre las finanzas que se van a encontrar en los gobiernos que han conseguido arrebatar. Sobre todo en Castilla-La Mancha, donde antes de pedir la documentación ya estaban hablando de 'caída libre' y después de 'quiebra total'. Además han llevado al Congreso una proposición no de ley por la transparencia.

Castilla-León, País Valencià y Murcia pagan con más de 600 días de retraso

Ayer, el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, se mantuvo en esa línea y explicó que su partido seguirá manteniendo esta estrategia porque 'decir la verdad nunca puede ser traicionar a España'.

En declaraciones a RNE, Pons se refirió a la conversación que mantuvieron el pasado fin de semana el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y Rajoy. 'El presidente nos ha dicho que está muy preocupado y que hay que hacer algo', indicó. Comentó que su formación también lo está pero que, precisamente por eso, cree que se deben adelantar las elecciones. 'Vamos a contar lo que nos encontremos y nadie puede pedirnos que no digamos la verdad o que lo que nos encontremos no lo hagamos público', defendió.

En el PP están preocupados. Comienzan a notar que todos los ojos recaen sobre ellos. Sienten que no pueden defraudar a los ciudadanos en la gestión de la crisis y hay quien teme no cumplir las expectativas creadas por lo difícil de la situación.