Público
Público

Rajoy no se compromete a reducir ministerios

Desde la fiesta del pulpo propone reformas estructurales que no concreta 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En la mayor parte de las intervenciones públicas de Mariano Rajoy a lo largo del año pasado no faltó su exigencia al Gobierno socialista de que redujera y fusionara ministerios. Pero eso era el año pasado. Ahora las elecciones generales están muy cerca, él tiene, según las encuestas, todas las papeletas para gobernar y está empezando a medir sus palabras. Ayer, en una entrevista concedida al Faro de Vigo, el líder del PP no supo concretar si reducirá ministerios en el supuesto de llegar a la Moncloa.

'No lo he decidido. Quiero ministerios con contenidos y tareas', respondió al ser preguntado por la posibilidad de reducir carteras ministeriales.

Cree que España tiene los problemas de Italia y «uno mayor»: el paro

Tampoco quiso precisar la cifra de empleos que pueden crearse en la próxima legislatura. Y repitió que la intención del PP es no hacer recortes sociales, que no 'se pueden quitar funcionarios' y que, frente a la 'moderación salarial' que propone el PSOE, él apuesta por una 'negociación colectiva más flexible'.

Tras 15 días de descanso, el presidente del principal partido de la oposición reapareció ayer. El escenario elegido fue la feria del pulpo de la localidad ourensana de O Carballiño.

Cospedal culpa al PSOE de haber generado la burbuja inmobiliaria

En esta fiesta, en la que a las 16 horas ya se habían servido 20.000 kilos de pulpo, Rajoy recuperó su discurso de siempre. A saber: España necesita 'un plan con reformas estructurales', 'el Gobierno está en su fase final', debe fijarse 'un techo de gasto y de endeudamiento' y hay que 'reorganizar el Estado' para 'acabar con las duplicidades'. Lo que no precisó es cómo.

Preguntado sobre las reformas anunciadas por el Gobierno italiano, el presidente del PP sostuvo que cada país cuenta con sus propias 'especificidades'. Pero tras admitir que España e Italia coinciden en problemas como las dudas sobre la deuda, apuntó que nuestro país tiene 'un problema mayor': 'No crece económicamente y tiene más del doble de paro que la media de la UE'.

En uno de los momentos de la visita a la feria del pulpo, se le preguntó si tiene 'vértigo' por asumir la presidencia del Gobierno. Respondió que 'lo que viene no es fácil'. Pero que su partido no está para 'protestar ni para llorar', informa Efe.

Al mismo tiempo, en una entrevista concedida a Europa Press, la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, atribuyó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la creación de la burbuja inmobiliaria obviando que los precios empezaron a dispararse en 2001 y anunció que si ganan el 20-N recuperarán la desgravación fiscal por compra de vivienda.

Los socialistas no tardaron en reaccionar. El diputado Pedro Sánchez afirmó que esta propuesta es un intento de reeditar la 'cultura del pelotazo' y recordó que la deducción por adquisición de vivienda 'existe para el 70% de los contribuyentes, para aquellas rentas inferiores a 24.000 euros'.

Cospedal intentó negar la subida de sueldo a su jefes de Gabinete en Castilla-La Mancha. 'Es falso, otra cosa es que ahora el director del Gabinete del consejero sea el que tenga más categoría administrativa de todos y el que tiene más nivel y, por lo tanto tiene otra consideración', dijo. O sea, que ingresan más sueldo que antes.