Público
Público

Rajoy no descarta mantener los recortes aplicados por Zapatero

Supedita a la "coyuntura económica" la decisión de mantener la congelación de las pensiones o la rebaja salarial a los funcionarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mariano Rajoy quiso replicar al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en una comparecencia en la sede del PP minutos después de la del presidente en la Moncloa. Imitó a Zapatero en todo: en la solemnidad y en aceptar sólo tres preguntas por parte de los periodistas, lo suficiente para cubrir el cupo.

En tono ceremonioso, Rajoy repitió las ideas que viene lanzando en las últimas semanas: que va a recibir una mala herencia y que la tarea que tendrá por delante —en caso de ganar las elecciones— no va a ser fácil. 'Nadie tiene una varita mágica', afirmó Rajoy dando a entender que habrá que hacer sacrificios. 

Rajoy dijo que no puede repetirse una legislatura como la que está a punto de terminar: 'Han sucedido muchas cosas que de ninguna manera se pueden volver a repetir y que han perjudicado a muchos españoles en su bienestar'. Y para cumplir ese objetivo son necesarias, según Rajoy, 'otras políticas y otras actitudes'.

El jefe del PP supeditó a la 'coyuntura económica' la decisión de mantener la congelación de las pensiones o la rebaja salarial a los funcionarios. Estas dos medidas están contenidas  en los Presupuestos de Zapatero para este año. Si Rajoy decide prorrogar los Presupuestos, asumiría efectivamente esos recortes en pensiones y salarios públicos. A este respecto sólo dijo: 'Todo dependerá de cómo esté la economía en ese momento'.

Con varitas mágicas o sin ellas, con Presupuestos nuevos o sin ellos, Rajoy cree que España superará la crisis y por ello convocó a los ciudadanos a 'un gran proyecto nacional' que el PP espera pilotar desde 'el centro, la moderación y el diálogo'.

Rajoy dijo estar ilusionado y preparado para gobernar. 'Soy consciente de la situación', dijo, y como ejemplo de su preparación, el líder conservador citó sus múltiples viajes por España y lo mucho que ha hablado con los españoles: 'He viajado mucho, he hablado con trabajadores, pensionistas, agricultores, funcionarios, etc. El reto no es fácil pero estoy convencido de que saldremos adelante'.

El líder del PP repitió otra idea que ya lanzó en la última sesión de control de la legislatura: reclamó 'un buen diagnóstico de la realidad y no engañar, no generar falsas expectativas y acabar con las ocurrencias y las improvisaciones'. En ese sentido dijo que su Gobierno será 'creíble, previsible y solvente'. Se comprometió, además, 'a no prometer lo que no pueda cumplir'.

Su prioridad, repitió, será crear empleo, favorecer la recuperación y garantizar los servicios públicos fundamentales. Para lograrlo, según Rajoy, habrá que hacer tres cosas: ser austeros, hacer que fluya el crédito a empresas y familias y crear una economía más competitiva. 'Sólo así se creará empleo', opinó el conservador.

En el turno de preguntas, —aceptó tres—, Rajoy se refirió a ETA. El comunicado de los presos no le aporta nada nuevo: 'Sólo espero la disolución de ETA'. No dijo más.

Sobre la prohibición de los toros en Catalunya afirmó que el PP  ha encargado un informe jurídico para averiguar si una declaración de los toros como Bien de Interés Cultural en toda España serviría de forma automática para derogar la prohibición catalana.'No me gusta gobernar con prohibiciones, sino con libertad', terminó.

Y la última cuestión fue la de si ha decidido quién será su segundo en la lista por Madrid. 'No se lo puedo decir porque aún no lo he decidido'.