Público
Público

Rajoy no logra el acuerdo de sus barones sobre el déficit y retrasa el debate un mes

Hacienda mantendrá negociaciones bilaterales con las comunidades para lograr el acuerdo. El Consejo de Política Fiscal y Financiera se celebrará en julio. El Gobierno se mantiene partidario del déficit a la carta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El almuerzo de Mariano Rajoy con los presidentes autonómicos del PP ha concluido sin acuerdo alguno sobre si el objetivo de déficit ha de ser el mismo para todas las comunidades o habrá objetivos diferenciados. En vista de que todos los barones venían con sus posiciones consolidadas y dispuestas a defenderlas, Rajoy y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (presente también en el almuerzo) optaron por emplazar a los dirigentes de las nueve comunidades y las dos ciudades autónomas a lograr un acuerdo de cara al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), que se celebrará previsiblemente a principios de julio.

Antes del CPFF, el Departamento de  Montoro mantendrá negociaciones bilaterales con todas las comunidades, las del PP, socialistas y nacionalistas. Será entonces, según fuentes asistentes a la reunión, cuando el Gobierno central ponga su oferta encima de la mesa, ya que hoy no ha dado ninguna cifra y se ha limitado a escuchar los argumentos de sus barones, aunque ha ratificado su intención de que haya un objetivo de déficit diferenciado en base a 'criterios objetivos, que no sean políticos ni representen intereses individuales', ha señalado uno de los barones.

A la entrada de la sede nacional del PP, en donde se ha celebrado la comida, el presidente extremeño ha recomendado al de la Generalitat valenciana 'leerse la Constitución', en donde el principio de 'solidaridad' está muy claro. José Antonio Monago es partidario de que todas las autonomías cumplan el objetivo de déficit marcado por el Gobierno para 2013 (1,2% del PIB), mientras que Alberto Fabra busca que se materialice con un 'déficit asimétrico' la posición de que no todas las comunidades parten de la misma situación.

Para el jefe del Ejecutivo extremeño, sin embargo, la posición de su homólogo valenciano insta a 'no cumplir' los parámetros establecidos y, además, supone un agravio comparativo para quienes hicieron los deberes, esto es, cumplir con el déficit de 2012, como la propia Extremadura, Castilla-La Mancha o Galicia. Las posiciones, pues, no parecen tener un punto de encuentro, por cuanto Monago ya ha adelantado que no está dispuesto a ceder y Fabra, en la misma entrada del edificio número 13 de la calle Génova, ha afirmado que viene 'remangado' para defender lo suyo.

El almuerzo de Rajoy con sus presidentes autonómicos (que incluye salmorejo, solomillo, trilogía de chocolates, vino español, café y puros para todos) ha contado con las posiciones menos cerradas de Castilla-La Mancha, presidida por María Dolores de Cospedal, o Galicia, que gobierna Alberto Núñez Feijóo. Ambos son los barones con más peso político, ya que una es la secretaria general del PP y el otro ha revalidado su mayoría absoluta hace sólo unos meses, por lo que constituyen el mejor apoyo para que Rajoy logre pactar un déficit a la carta con compensaciones para quienes cumplan el objetivo inicial.

Las cerca de tres horas de almuerzo, sin embargo, han servido al PP para emitir un comunicado conjunto con poco contenido pero que, al menos y tal y como están las posiciones de encontradas -todos han salido con la misma posición con la que entraron-, busca dar una imagen de unidad de cara al mes de negociaciones que se avecina entre el Gobierno de Rajoy y todos los Ejecutivos autonómicos para cerrar una posición común que llevar al CPFF. Los asistentes a la comida consultados han se han apresurado a señalar, además, que ni se ha hablado de Catalunya ni hay 'negociación alguna' del Ejecutivo central con la Generalitat. 'Ni la va a haber', han subrayado varios presidentes.

Descartado un trato individualizado a Catalunya, los once dirigentes autonómicos coinciden en señalar -y así lo ha trasladado en un breve texto el PP- hoy, 'la situación [económica] es muy distinta a la de hace un año', gracias a 'los esfuerzos de los ciudadanos' y gracias a la 'agenda reformista'. Asimismo, los barones 'declaran su satisfacción porque todas las instituciones han contribuido a la reducción del déficit público', a pesar de la complicada situación, lo cual 'está siendo un paso clave para sentar las bases de nuestra recuperación económica'.

La reunión en la sede nacional del partido ha servido para que los presidentes manifiesten su 'firme compromiso para continuar por el camino de la consolidación fiscal' y se emplacen a definir 'los objetivos de déficit', que se llevará a cabo 'una vez fijados a nivel europeo, de acuerdo con criterios objetivos y a través del diálogo con todas las CCAA, en el marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera' de principios de julio. Por último, los presidentes autonómicos 'reiteran su compromiso de lealtad constitucional, clave en la definición de un marco de relaciones entre Administraciones que preserve la calidad de los servicios públicos esenciales'.