Público
Público

Rajoy, en las nubes tras el anuncio del adelanto electoral

El líder del PP, feliz, se pierde en su comparecencia y no desvela grandes novedades

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mariano Rajoy ha desvelado uno de los motivos que pueden explicar por qué el líder conservador no es muy propenso a responder a las preguntas de los periodistas: porque se haría eterno. 'Si cada uno me hace seis preguntas, no termino nunca', ha espetado incómodo tras olvidarse de una de las cuestiones a las que debería haber respondido. Quizás esa que le planteaba una posible dimisión si no ganaba en su tercer intento, que ha evitado responder a toda costa.

El líder de los conservadores no gusta de hablar mucho en los atriles. De ahí que esta fuese la segunda vez que pisa la sala de prensa de Génova, sede nacional del PP, durante este año. No obstante, una cosa es situarse delante de las cámaras y otra muy distinta desvelar alguna novedad. '¿Qué llevará en su programa electoral?', le han preguntado. 'El contenido de mi programa electoral es muy conocido por la opinión pública, no voy a dar ahora una conferencia', ha respondido tajante el político que aspira a presidir España.

Pero —qué cosa—, los periodistas han insistido una y otra vez en que Rajoy hablase, ya que cuentan con los dedos de un mano (y sobran) las ocasiones de preguntarle. Está bien, ha debido pensar el líder de la formación conservadora. 'Mi programa electoral es crecer y crear empleo. Básico y capital'. Puede que lo suyo sea el suspense. 'Si los españoles nos dan su apoyo, haré un Gobierno creíble y previsible'.

Lo mismo que con el candidato socialista, su principal contrincante aunque no el único. ¿Qué opina de Alfredo Pérez Rubalcaba? Le 'da igual'. 'Lo que tenga que decir sobre él lo diré cuando eso corresponda'. Quizás 'si los españoles' le 'dan su apoyo'.

¿Será en campaña electoral cuando corresponda? Tampoco lo ha dejado claro. Lo único que ha revelado sobre lo que hará durante esa etapa es que será lo mismo que 'siempre ha hecho Mariano Rajoy'. Algo sí ha dicho sobre un posible debate cara a cara con Rubalcaba. 'A mí me gusta debatir', ha señalado. Eso sí, la persona que según todas las encuestas ocupará la Presidencia del Gobierno a partir de noviembre —puesto en el que tendrá que tomar decisiones importantes— es incapaz de decidir si debatirá o no. 'Lo harán los que llevan mi campaña electoral'.

El líder conservador sí tiene claro que 'el Gobierno que salga de las elecciones tendrá una tarea muy difícil porque España tiene muchos problemas'. Pero ahora llega el verano y mejor no pensar en lo que viene. De ahí su despedida: 'Olviden los pequeños problemas de la vida... Si pueden'.