Público
Público

Rajoy: "En ocasiones, reunirse es perder el tiempo"

Acudirán a la comisión si el Gobierno les llama, pero pedirá a Zapatero que detalle previamente qué se va a discutir

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Estoy muy ocupado y tengo muchas cosas que hacer. Una de ellas es reunirme, aunque en ocasiones sea para perder el tiempo'. Es la actitud que mostró en la mañana de ayer Mariano Rajoy para adelantar, a su manera, que el PP acudirá a la comisión anticrisis. 'El PP va a donde se le llama', afirmó. Aunque dio por hecho que el encuentro no va a servir más que para 'marear la perdiz y distraer la atención'.

Rajoy no adelantó quiénes serán los interlocutores de su partido. Cree que lo primero es que el Ejecutivo presente un documento con 'lo que quiere hacer'. Para el líder de la oposición, que estuvo en el municipio madrileño de Las Rozas junto al equipo de Esperanza Aguirre, la comisión negociadora es lo último que se le ha ocurrido al presidente del Gobierno para 'organizar un barullo, un poco de ruido más y ver si tiene la suerte de que esto escampe y le ayude el cielo'.

El dirigente conservador dejó bien claro lo que pensaba: 'Cuando quieras que un tema se pudra, mete los papeles en un cajón o abre una comisión'. Aun así, el PP anda con pies de plomo. Sus dirigentes consideran que el Ejecutivo socialista trata de aislarlos 'igual que durante la legislatura pasada con la lucha antiterrorista'. 'Piensan que vamos a ser los únicos que no nos vamos a hacer la foto, y denunciarán que somos el partido que se opone a todo. Pero se les va a volver en contra', explica un diputado. Creen que en esta ocasión el resto de grupos tampoco querrá ser 'corresponsable de políticas erróneas'.

Preguntado en tres ocasiones sobre una petición de adelanto electoral, Rajoy, como si le tuviera alergia al tema, evitó hacer un llamamiento expreso. Tampoco ha pensado pedir que Zapatero se someta a una cuestión de confianza. 'Yo no estoy para hacer retos', señaló. También descartó la moción de censura. 'Hoy no sería útil', dijo zanjando el debate.

'España no necesita comisiones sino un Gobierno que cuente a los españoles qué políticas va a hacer y que rectifique las de estos años que son pésimas', proclamó Rajoy, muy escéptico, ante un grupo de señoras que hacían trabajos manuales.