Público
Público

Rajoy ofrece al Apóstol Santiago "el compromiso del PP con España"

El presidente del PP expresa ante el Santo Patrón su "fe indeclinable" en "el porvenir de la nación"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La primera reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP en el arranque del nuevo curso político trajo pocas novedades. En su comparencia ante la prensa para explicar de qué había hablado la cúpula del PP en Santiago de Compostela, Mariano Rajoy, el presidente, estuvo más bien un tanto parco en palabras: volvió a atacar a Zapatero por el flanco económico, señaló al Gobierno como el único culpable del alto déficit de las comunidades autónomas y los ayuntamientos y habló sobre el comunicado de ETA. Todo con brevedad y concisión: Rajoy apenas estuvo cinco minutos ante los periodistas, a los que sólo repondió una pregunta.

Sobre la crisis dijo que el PP quiere que la situación mejore y se cree empleo, pero no dijo cómo. Lo único que dijo es que con Zapatero eso no ocurrirá. Sobre el déficit de las administraciones públicas afirmó: 'Es cierto que se les dio más dinero del que les correspondía y ahora tendrán que devolverlo, pero fue el Gobierno el que aumentó el presupuesto y el que nos dijo que la crisis no iba a ser tan grave'. 

Estuvo algo más explícito sobre ETA: 'La posición del PP siempre ha sido la misma: con ETA no se negocia. El único comunicado de ETA que nos interesa es aquel en el que anuncie su disolución'. Le preguntaron sobre las declaraciones de Jaime Mayor Oreja, en las que acusaba al Gobierno de estar negociando con ETA y tambiñen fue escueto en la respuesta: 'Mayor Oreja conoce profundamente la lucha contra el terrorismo y su opinión siempre es tenida en cuenta. El PP tiene la suya y no voy a entrar en más valoraciones'.

Le preguntaron también sobre Alfonso Guerra, que el domimgo le llamó 'perezoso y holgazán' en la fiesta minera de Rodiezmo. Rajoy continuó con su concisión: 'No voy a opinar sobre lo que no he oído'.

Lo más interesante tuvo lugar dentro de la catedral de Santiago. Ante la plana mayor de su formación, el jefe de filas del PP hizo una ofrenda al Apóstol Santiago en la que rubricó  el 'compromiso' de su partido con España y su 'fe indeclinable' en 'el porvenir de la nación'. Rajoy pidió ayuda al Santo Patrón  frente a las 'adversidades' que en este momento debe afrontar el país.

En un discurso en el cual combinó castellano y gallego, Rajoy describió el Camino de Santiago como una experiencia en la que se suman 'las identidades dispares' de los peregrinos, pero en la que 'lejos de renunciar a su propia identidad', éstas 'se añaden'. En este sentido, concluyó que España precisa de 'esa idea' para 'encontrar la unidad en el común denominador' y se mostró 'dispuesto' a ponerla en marcha 'con la ayuda de todos los españoles'.

Tras la ofrenda, el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, destacó que 'la política es una tarea noble' y valoró 'el trabajo, la preocupación y los desvelos' de los encargados de esta misión, ya que, como la Iglesia, su labor es 'buscar el bien común'.

Además del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, desde los primeros bancos de la Catedral compostelana siguieron la intervención de Mariano Rajoy en la eucaristía miembros de la Ejecutiva popular como Manuel Fraga, Francisco Camps, Dolores de Cospedal, Alberto Ruiz Gallardón, Ana Mato, Javier Arenas, Soraya Saenz de Santamaría o Esteban González Pons, entre otros.

El PP trasladó este lunes su Comité Ejecutivo a Santiago de Compostela como gesto de apoyo al Año Santo compostelano, después de que el sábado abriese el curso político en un acto en Soutomaior (Pontevedra).