Público
Público

Rajoy, "plenamente decidido" a ser el presidente "de todos"

El futuro presidente del Gobierno sitúa como sus únicos enemigos al paro, al déficit y a la deuda. Avisa, no obstante, de que no se producirán "milagros"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Lo apuntaban ya todas las encuestas y los sondeos a pie de urna. Mariano Rajoy, candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, ha ganado las elecciones generales y se ha mostrado 'plenamente decidido' a ser el presidente 'de todos'.

En una comparecencia en la que ha leído una valoración y no ha admitido preguntas de los periodistas, Rajoy ha anunciado que gobernará 'al servicio de España y de los españoles' con el paro, el déficit y la deuda como sus únicos enemigos. Para combatir contra las circunstancias actuales, ha dicho, no solo lo dará todo, sino que lo hará con todos. 'Solo saldremos adelante si salimos todos juntos y para conseguirlo todos tendremos que aportar lo mejor de nosotros mismos', ha afirmado.

El futuro presidente del Gobierno ha reconocido además ser consciente de que asumirá su cargo en el marco de la 'más delicada coyuntura económica de España en los últimos 30 años', lo que ha definido como 'un cruce de caminos que determinará el futuro del país'.

En este contexto, ha afirmado que, pese a que no faltarán 'ni las ganas ni el entusiasmo, no van a producirse milagros'. 'No los hemos prometido', ha añadido Rajoy. No obstante, ha confiado en que, como ya se vio en otras ocasiones, ha recordado, 'cuando se hacen bien las cosas los resultados llegan. El trabajo, la seriedad y la constancia servirán también para que más pronto que tarde empecemos a compartir esa confianza'.

Rajoy ha aprovechado su intervención para destacar también el potencial del que a su parecer puede presumir el país: 'Somos una gran nación porque nuestra diversidad es fuente de grandeza y nos enriquece'. Asimismo, ha señalado que devolverá a 'los españoles el orgullo de serlo'. Pese a ello, ha advertido de que 'incluso las grandes naciones se olvidan de lo que son y se dedican a cosas pequeñas', algo que, según ha declarado, no volverá a suceder. 'No habrá sectarismo, divisiones ni rencillas que nos distraigan o nos retrasen'.

Por último, ha anunciado como primera medida que convocará a todas las comunidades autónomas a una 'reflexión compartida sobre la forma de afrontar las exigencias de esta grave situación'. También ha avisado de que dentro de la Unión Europea, España será 'la más leal pero la más exigente', además de la más cumplidora. 'Dejaremos de ser un problema para formar parte de la solución'.