Público
Público

Rajoy: "Estoy preparado y quiero ir a la Moncloa"

El líder del PP ha dado por sentado que ganará las elecciones en el último mitin de la campaña electoral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El último mitin conservador de la campaña electoral se ha convertido en una celebración anticipada de los resultados electorales. Ante los más de 17.000 asistentes en el Palacio de los Deportes, los líderes del PP han insistido en un único mensaje: el de la victoria.

Incluso el líder de la oposición, Mariano Rajoy, ha mostrado su seguridad sin tapujos. En su recuerdo a Francisco Villar, recientemente fallecido, se ha mostrado convencido de que el que fuera su mano derecha les va a ver 'ganar el próximo domingo'. 

'Estoy preparado y quiero ir a la Moncloa' ha dicho el candidado del PP, que ha incidido en que el cambio necesitará de la unidad de todos para arrancar el motor económico. 'Para lo fácil vale cualquiera, para lo dificil, el Partido Popular', ha dicho Rajoy, que ha asegurado que España volverá a recuperar el lugar en el que estaba, aunque eso implique grandes sacrificios y no puedan arreglarlo todo de la noche a la mañana.

Por eso el candidato conservador, que ha atribuido la ruina de la prosperidad a 'la mala gestión de malos gobernantes', ha hecho un llamamiento a los españoles para que acudan a votar masivamente para cerrar 'un paréntesis que ya se acabó' tras siete años de mandato socialista en La Moncloa.

Pero, sobre todo, el líder conservador ya se ve llegar. 'Llego con equilibrio, llego sin ganas de presumir', ha afirmado. Quizá por ello ha repetido algunas pequeñas advertencias sobre el futuro a lo largo de su discurso, en el que ha adelantado que las dificultades que haya que pasar para salir de la crisis serán una buena señal de que se va por el buen camino. 

'Hace una hora el cielo estaba negro, pero en menos de una hora no solamente ha despejado sino que hemos visto la luz. Eso es lo que va a pasar en España el próximo domingo', ha dicho el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, que ha aprovechado la lluvia que ha arreciado en la capital como metáfora del Gobierno del PSOE y se ha referido al gobierno que está llevando a cabo Cospedal en Castilla La-Mancha como 'el referente' para todo el partido.

Esperanza Aguirre, por su parte, ha utilizado su discurso para apelar al patriotismo español. 'Basta ya de complejos, ser español es algo muy grande, es haber heredado un montón de momentos gloriosos', ha dicho la presidenta de la Comunidad de Madrid, para la que 'al pueblo español' solo le hace falta un buen Gobierno, igual que el Cid, 'necesitaba un buen señor para ser un buen vasallo'.

Durante el turno de Cospedal, que se ha visto empañado por el desmayo de una de las asistentes, ha servido a la presidenta de Castilla La-Macha para recordar que el partido socialista les 'apeó' hace cuatro años del Gobierno ('nos acordamos muy bien', ha insinuado) y con ello del tren de las grandes naciones del mundo. Y es que, al igual que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cospedal ha apelado al 'amor a España' para acompañar la idea central del discurso. 'No harán falta ni carnets ni tiquets, porque Rajoy va a ser el presidente de todos los españoles', ha dicho la presidenta de Castilla La-Mancha, sumándose al mensaje de unidad de los conservadores.