Público
Público

Rajoy proclama su "amor a España" tras el avance del PP catalán

El líder conservador, exultante, dice que las elecciones catalanas  demuestran "el hartazgo de las políticas de Zapatero"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Henchido de alegría y satisfacción. Así compareció Mariano Rajoy junto a Alicia Sánchez-Camacho en la sede del PP en Madrid para analizar los resultados electorales de las elecciones catalanas ante el Comite Ejecutivo Nacional

Aunque como era de esperar, el presidente del PP habló más de política nacional que de cita electoral en Catalunya. Tras agradecer y felicitar efusivamente a Sánchez-Camacho y al todo el partido por cosechar los 'mejores resultados' de su historia en Catalunya, Rajoy condensó en tres ideas su análisis: para él los resultados electorales demuestran que el Tripartito 'no fue un buen Gobierno', que 'el hartazgo de las políticas de Zapatero' es cada vez mayor y que el PSC ha sido castigado porque ha ido 'en contra de sus votantes' y, por tanto, 'las imposturas se pagan en la vida'.

Sobre el futuro de la política en Catalunya, Rajoy se mostró abierto al diálogo: 'En Catalunya se tiene que acabar la frivolidad y el ruido y tiene que llegar el rigor y la sensatez. Vamos a dialogar con quien tengamos que hablar'. 

El líder del PP recordó, sin embargo, que el PP está dispuesto a dialogar pero sin renunciar ni a sus principios ni a su programa electoral: 'Vamos a hacer lo que dijimos en la campaña que íbamos a hacer. Nosotros cumplimos nuestros compromisos'. 

A continuación Rajoy enumeró los pincipios que guían a su formación: 'Nuestro amor a España, nuestra defensa de la Constitución, del Estadio Autonómico, de la libertad y de la cohesión social'.

Y de ahí pasó a hablar en clave nacional. Dijo que las elecciones catalanas confirman que la confianza en el PP sube al mismo tiempo que el descrédito de Zapatero. Repasó los resutados obtenidos por su partido en todos los comicios electorales desde 2008 (Galicia, Euskadi, elecciones europeas y Catalunya) como síntoma de que algo está cambiando en el país.

El líder conservador evocó una vez más la difícil situación económica, de la que culpó al presidente del Gobierno y sacó a relucir una vez más la desconfianza que genera Zapatero en los inversores. La solución pasa por un Gobierno del PP, vino a decir Rajoy.

DISPLAY CONNECTORS, SL.