Público
Público

Rajoy quiere pasar página

"Ahora toca mirar al futuro con ánimo de concordia", proclama el líder del PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder del PP, Mariano Rajoy, quiere cerrar el debate que abrió hace cuatro años al ordenar que su partido recurriera el Estatut de Catalunya. Atrás queda el 'España se rompe' que su formación convirtió en eslogan. Y también la petición de un referéndum nacional 'avalado' por los más de cuatro millones de firmas que los dirigentes conservadores transportaron hasta el Congreso de los Diputados en diez furgonetas con el fin de mostrar su repulsa contra la reforma.

Ya no toca. A partir de este momento, el PP quiere centrarse en la crisis económica y, sobre todo, en las elecciones catalanas. Hay que enterrar el hacha de guerra y desterrar el fantasma de la catalanofobia que lastra su imagen desde entonces.

El dirigente conservador dijo ayer que 'ahora hay que mirar al futuro, hacerlo con ánimo de concordia, ocuparnos de los problemas que tienen los españoles, que son muchos, y recuperar los grandes consensos de la Transición que nunca debieron haberse perdido'. Punto final.

Rajoy, que acudió a la clausura de la cumbre anual del American Business Council, se dio por satisfecho con el fallo del Constitucional. 'Estimó parcialmente el recurso de inconstitucionalidad y mejoró aspectos muy importantes del mismo', proclamó.

Cuando el presidente del PP defendió el no del Grupo Popular al nuevo Estatut en la Cámara baja alegó que quebraba 'la letra y el espíritu' de la Constitución. Pero, el lunes pasado, el alto tribunal sólo anuló 14 de los 114 artículos que su partido recurrió.

El PP quería un Estatut 'adaptado a las reglas de juego y a la Carta Magna'. Y dice que ya lo tiene. Por eso Rajoy ya no quiere enfrentamientos. Ni responder personalmente a los partidos catalanes, al PSOE o al Gobierno. Fuentes del PP mantienen que su objetivo es demostrar que 'hay alguien con sentido común en España'. Él, que fue el encargado de activar la alarma.

Fuentes conservadoras insisten en que se han cambiado 'cosas sustanciales' y pretenden ofrecer una imagen moderada. Los colaboradores de Rajoy recordaban ayer que el único debate en el que él intervino fue en el del Preámbulo. Y dan el tema por cerrado, contentos por el blindaje de 'la unidad indisoluble de la nación española'.

El jefe de la oposición dijo ayer que el PP 'acata y respeta la sentencia' y que espera que los demás hagan lo mismo. Por eso pidió al resto de partidos 'responsabilidad y serenidad'. 'No es momento para excesos', comentó en respuesta a los llamamientos a una movilización.