Público
Público

Rajoy rechaza convocar el congreso que pide Cascos

La dirección del PP habla de "meses" para resolver el conflicto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hace ya semanas la dirección nacional del PP rechazó la posibilidad de celebrar un congreso extraordinario en Asturias. 'Las primarias no están contempladas en nuestros Estatutos', señaló a este diario un diputado conservador. Ahora, lo ha vuelto a tener que hacer, tras conocerse que la petición también la ha realizado Francisco Álvarez-Cascos.

El ex ministro de Fomento, como publicó el diario El Comercio, pidió que se pudiera realizar un cónclave regional en enero y que el presidente fuera elegido con el voto de todos los militantes y no sólo con el de los compromisarios. Lo hizo a través de un documento que le entregó a la vicesecretaria de organización del PP, Ana Mato, en una reunión antes del verano.

El sector afín al ex ministro insiste en que esa es la 'mejor solución' para acabar con este conflicto. Pero los que rodean a Mariano Rajoy lo rechazan. Creen que estas citas se deben producir cuando 'toque' y recuerdan que no hace aún dos años que se produjo el último encuentro de los conservadores asturianos.

La cúpula piensa dejar 'pasar el tiempo'. 'No estamos urgidos, pueden pasar meses', asegura un miembro del comité de dirección. En las filas conservadoras ya manejan incluso enero. Cuando se les pregunta sobre si no es tarde para que el candidato se pasee por los pueblos para hacer campaña y se dé a conocer, el PP responde: 'No le hará falta'. Por ello y por el afán de que transcurran los meses y se calme la situación, algunos piensan que la dirección espera 'convencer' a la formación regional sobre cuál es 'la mejor opción'.

Pero en Asturias explican que eso no ocurrirá 'de ninguna manera'. 'Da igual que venga Mato o Rajoy', dicen mientras siguen defendiendo que su candidata es Isabel Pérez-Espinosa.

'Como no lo impongan... Y sería la primera vez que llevan la contraria a una decisión del partido', dicen fuentes del PP asturiano. Creen que con ello el jefe de la oposición se arriesga a 'una fractura' en toda regla. Y, de momento, están a la espera de que les den permiso para convocar al comité electoral regional que elevará el nombre de su elegida al nacional.

Ayer, Pérez-Espinosa también desechó la idea de celebrar un congreso y advirtió que no se pueden cambiar los estatutos 'sobre la marcha'. Además, sostuvo que su formación tiene unas 'amplias' expectativas electorales. El presidente de la Junta Local de Ribera de Arriba, Andrés Núñez, partidario de que Cascos sea el cabeza de cartel, interrumpió su rueda de prensa para exigirle explicaciones.

Los anticasquistas están 'hartos' de estos sucesos y denuncian la tensión que se vive porque, allá donde hay un acto, un grupo sale protestando con pancartas con el rostro del ex hombre fuerte de Aznar.

El mayor golpe de efecto de quienes respaldan a Cascos fue enviar a la sede nacional 5.676 firmas en apoyo del ex ministro de Fomento. Ayer, la presidenta del PP en Gijón, Pilar Fernández Pardo, su rival, afirmó que a ella no le preocupan 'en absoluto'.