Público
Público

Rajoy se resiste a hablar de recortes y promete "decisiones urgentes"

"España no soporta la política del avestruz esperando a que se marche el león", afirma el líder del PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al Partido Popular le parece que la campaña electoral le está saliendo muy bien. Al final, Mariano Rajoy se ha salido con la suya y no hace más que hablar de economía. Las noticias que van surgiendo vienen a reforzar su guión.

Ayer, el líder conservador fue a Murcia para reunirse con la Junta Directiva de CEPES, un colectivo de empresas dedicadas a lo social. Tan sólo unos minutos antes de su intervención, el Gobierno había anunciado la rebaja de la cifra de crecimiento para España del 1,3 al 0,8% para este año. Rajoy lamentó conocer de forma oficial un dato 'que ya sabíamos'. Reconoció que era lo que él se imaginaba y que incluso había llegado a pensar que podía ser más baja.

Rajoy recordó que el Ejecutivo socialista había insistido durante todo este año en que las previsiones no se iban a modificar y destacó que con los Presupuestos que se habían 'pintado' iba a haber 'menos empleo y menos ingresos para el Estado'. Con ello, el candidato de la derecha se reafirmó en que el 'gran objetivo nacional' de su formación para los próximos cuatro años es la lucha contra el paro, aunque según un informe de la Comisión Europea será complicado recuperar puestos de trabajo hasta 2013. Hace unos meses, el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, dijo que su partido 'aspiraba' a crear 3,5 millones de empleos. Rajoy, que en enero de 2010 se hizo una foto ante la cola del Inem para una entrevista en El Mundo, nunca ha querido pillarse los dedos.

Los conservadores están convencidos de su victoria el 20-N. Pero hay algunos que prefieren no hablar de mayoría absoluta hasta alcanzarla. En la sede nacional del PP temen que finalmente cale algo el mensaje de que la derecha viene con los recortes. El presidente del PP se encargó ayer de ahuyentar esos fantasmas. No habló de los ajustes que pretende llevar a cabo. 'Yo sólo digo que quien gestiona bien la economía, quien hace que haya actividad y quien consiga que la sociedad cree empleo es quien mejor defiende las políticas sociales'. Rajoy aseguró que se podrá tener un mejor sistema sanitario, educativo, pensiones y atender mejor la dependencia o la discapacidad 'si somos capaces de generar empleo'.

'No voy a aceptar ninguna lección de estos que han hecho los mayores recortes sociales en la historia de la democracia', criticó a los socialistas. Después de este encuentro Rajoy y el presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, asistieron a una comida mitin. El líder del PP pidió la contribución de toda la sociedad española para salir de la crisis. 'Un Gobierno, por bueno que sea, ni lo puede hacer ni lo va a hacer todo. Es la gente la que pone en marcha el país', admitió a tan sólo cuatro días de que las urnas hablen.

Sostiene que gobernará entrela audacia y la prudencia

Además, volvió a resaltar que él no posee 'una varita mágica' que funcione a partir del mismo día 21, aunque los mercados y la Unión Europea están observándolo con lupa.

'Mamá, hablan de recortes', dijo Valcárcel defendiendo la gestión de su partido allá donde gobierna. Después de sufrir varias manifestaciones de los funcionarios que llegaron a cercar su casa y le llamaron 'fascista' por sus recortes, el presidente murciano explicó que en su región se habían levantado tres hospitales, 42 centros de salud y 25 colegios. Y censuró a los que les acusan de ello. 'Son auténticos papagayos. Me invento esto, me miro al espejo y lo digo', comentó.

También aprovechó para decir que su formación no 'renuncia al Tajo-Segura'. A su juicio el PP no ha cambiado de postura en todos estos años. Pero, lo cierto, es que sí lo ha hecho. Para empezar, ya no habla del Plan Hidrológico Nacional, que se derogó en 2008, y en su programa electoral busca un nuevo consenso.

Por primera vez en esta campaña Rajoy pronunció la palabra que mantiene enfrentados a sus barones. Resolvió el trance diciendo que 'el agua es un tema capital'. Aunque, por primera vez, admitió que harán falta acuerdos para resolver el problema de escasez hídrica teniendo en cuenta que las cuencas hidrográficas cedentes son prioritarias.

Por la tarde, el líder del PP se trasladó a L'Hospitalet Nord, un municipio barcelonés gobernado por los socialistas. En 2008, de un total de 31 escaños, el PSC obtuvo en Catalunya 16 diputados y el PP, 6. En esta convocatoria, los conservadores aspiran a convertirse en segunda fuerza política, por delante de CiU.

Rajoy aseguró que se presentaba a las elecciones 'para tomar decisiones'. 'España no soporta la política del avestruz esperando a que se marche el león, porque sino la crisis seguirá estando ahí y no queremos eso. No podemos perder más tiempo', proclamó.

Además definió cual será un poco su estilo de llegar a la Moncloa. Entre el dicho de 'la fortuna es de los audaces' y el del 'hombre precavido vale por dos', Rajoy aseguró que 'quizá la virtud esté en el término medio'.

 'No voy a aceptar lecciones de estos', dice el candidato del PP

También volvió a mostrar su rechazo a que Grecia e Italia estén controlados por tecnócratas. 'Ni siquiera se han presentado a una elecciones. Yo creo en la democracia y en los buenos políticos porque son ellos los que han hecho las grandes cosas a lo largo de la historia', sentenció. 'Creo que no es lo mejor. En este caso, han sido elegidos por el Parlamento, legales, pero en fin no me parece lo más razonable', destacó en su entrevista en TVE que se podía ver mientras estaba dando el mitin porque la había grabado con anterioridad.

A su juicio, lo que ahora se dirime no es 'un problema de ideologías sino de competencias'. Además ensalzó a su equipo catalán. Dijo que la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, era 'la gran revelación política de Catalunya'. De su cabeza de lista, Jorge Fernández, comentó que era 'fiel' y a su jefe de gabinete, Jorge Moragas, lo definió como 'un puntal decisivo de lo que ha ocurrido en el Partido Popular en los últimos años'.

Por último quiso mandar de nuevo un mensaje a la Unión Europa 'de la que tanto dependemos' de que 'aquí se van a hacer las cosas bien'. 'Queremos ser un país fiable como el de hace diez años', sostuvo mientras comentaba que si se había podido hacer en el 96 ahora también. Para terminar dando una pincelada de su filosofía: 'Creo en la libertad y en la responsabilidad de la gente. Más reformas y menos reglamentos'.