Público
Público

Rajoy tarda sólo 24 horas en seguir los pasos de Aznar

Rompe su silencio sobre Melilla y dice que el ex presidente "ha hecho muy bien". El PSOE asegura que habrá solución "a pesar" del PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha decidido entrar en escena en la crisis de Melilla. Lo hizo este jueves, tres días después de que su vicesecretario de Comunicación, Esteban González Pons, viajara a la ciudad autónoma. Y sólo 24 horas después de que el ex presidente del Gobierno José María Aznar se presentara por sorpresa en la frontera. Precisamente, Rajoy alabó el gesto de su antecesor al frente del PP. Para el dirigente conservador, como 'ciudadano español', Aznar 'tiene derecho' a viajar a Melilla para que se vea que 'hay alguien que se preocupa'. 'Ha hecho muy bien', sentenció.

El pronunciamiento, que coincidió con la rebaja de las tensiones, supone, además, la primera declaración pública del líder del PP desde que el 31 de julio se despidió de los ciudadanos con un vídeo grabado en un coche. Y en el que olvidó ponerse el cinturón de seguridad.

El líder del PP cree que Zapatero ha 'abdicado' de sus responsabilidades

Rajoy siguió echando la misma leña al fuego que un día antes echó Aznar. En declaraciones a Europa Press, calificó de 'débil' al presidente del Gobierno. Y aseguró que éste ha 'abdicado' de sus responsabilidades.

En este sentido, consideró que 'es inaceptable que el Gobierno español haya desaparecido'. Y que exhiba una 'debilidad impropia de una democracia avanzada'.

El PSOE acusa a Rajoy de 'intentar dinamitar' la acción del Gobierno

A juicio de Rajoy, lo primero que debe hacer el Gobierno es 'hablar las cosas' con Marruecos. Los conservadores parten de la base de que Marruecos 'tiene que explicar lo que está ocurriendo'.

El líder del PP admitió que desconocía 'absolutamente' el origen del conflicto, a la par que transmitió su 'solidaridad' a las mujeres policía. Al mismo tiempo, el director general de la Policía y la Guardia Civil, Javier Velázquez, daba por solucionados los incidentes fronterizos.

Intentando desviar las críticas de deslealtad al Gobierno que han recibido en los últimos días, la dirección nacional del partido insistió en que la verdadera deslealtad la practicó Zapatero cuando viajó a Marruecos como líder de la oposición mientras el Gobierno había retirado a su embajador.

Zarrías recomienda a Aznar 'que se dedique a hacer abdominales'

Al respecto, el secretario de Ciudades y Política Municipal del PSOE, Antonio Hernando, subrayó que cuando Zapatero viajó a Melilla lo hizo 'con la intención de resolver las cosas, no de empeorarlas'. Y que, a diferencia de Aznar, 'informó al Gobierno' de la visita. '¿Se imaginan al ex presidente Bush acercándose a la frontera sin informar al Gobierno de EE UU y con intención de no defender los intereses comunes y al Gobierno, sino de hacer partidismo?', se preguntó.

Además, acusó a Rajoy de mandar a Melilla a Aznar para 'intentar dinamitar' la negociación del Gobierno.

Por su parte, la secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, se mostró convencida de que este asunto se arreglará 'a pesar' del Partido Popular. Y Gaspar Zarrías, secretario de Estado de Cooperación Territorial, recomendó a Aznar 'que se dedique a hacer abdominales' y no a cometer 'irresponsabilidades'.