Publicado: 30.11.2012 15:56 |Actualizado: 30.11.2012 15:56

Rajoy traiciona años de promesas a los pensionistas

El Partido Popular hizo de los pensionistas la punta de lanza de su campaña contra los recortes sociales de Zapatero. Solo hace unos meses, en septiembre pasado, Rajoy aseguraba en una entrevista en RTVE que "si hay algo que no tocar&eacute

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las pensiones eran la "línea roja" sobre la que el Gobierno se había comprometido a no pasar la tijera. De hecho, los jubilados fueron uno de los ejes clave de la campaña electoral, una reivindicación que enarbolaron tras la congelación de pensiones impulsada por el anterior Ejecutivo socialista. "Si hay algo que no tocaré serán las pensiones", llegó a afirmar. Sin embargo, este viernes, Rajoy ha incumplido su última gran promesa al anunciar que no compensará a los pensionistas por la desviación del IPC.

El Partido Popular se mostraba en campaña especialmente preocupado por el poder adquisitivo de los pensionistas. "A mis 78 años nunca me habían bajado mi pensión, tengo tres hijos y ocho nietos, son lo que más quiero, y no me iré tranquilo de este mundo si no veo que las cosas se están arreglando", afirmaba un jubilado en uno de los spots que realizaron los consevadores.

Eran los primeros meses de 2011, cuando Rajoy defendía que la congelación de las pensiones se debía a que el PSOE no había "sabido gobernar". Por entonces, su receta era crear empleo, algo que de momento el Ejecutivo conservador no ha logrado. "Cuanto más gente haya trabajando y cotizando más dinero habrá para pensiones. Si no hay empleo y si no se hace una política económica que genere confianza, es muy difícil que podamos mejorar el sistema de pensiones", advertía.

En aquel momento, el PP se opuso frontalmente a la congelación de las pensiones.

Se acercaban las elecciones, y el entonces líder de la oposición manifestaba que no tenía "ningún interés" en meter mano a las pensiones. A pocos días del 20-N, Rajoy aseguraba: "Quiero una administración con un sistema de pensiones públicas que no esté constantemente puesto en tela de juicio por la incompetencia del gobierno".

Más recientemente, en una entrevista en RTVE el pasado 10 de septiembre, el presidente del Gobierno aseguraba su intención de no tocar las nóminas de jubilados. "Si hay algo que no tocaré serán las pensiones. El pensionista es la persona más indefensa, el que lo tiene más difícil", aseguró.