Público
Público

Rajoy se venderá como alternativa por enésima vez

El PP quiere escenificar que su líder genera confianza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Como si fuera el frasco de las esencias más preciado, el PP guardaba ayer con secreto las claves del discurso de su líder. Desde su sede sólo insistían en que Mariano Rajoy se erigirá en 'alternativa' frente a José Luis Rodríguez Zapatero.

El dirigente conservador lleva ya tiempo vendiendo ese mensaje, pero su valoración no termina de cuajar en la sociedad principalmente por su ausencia de propuestas y su falta de concreción. Los diputados del Grupo Popular realmente no aguardan grandes sorpresas, ni que su jefe de filas se ponga a detallar su programa de gobierno, pero esperan que imprima a esta cita un carácter relevante. Quieren que se visualice un antes y un después: un nuevo escenario en el que Rajoy salga del Congreso enfilado hacia la Moncloa y Zapatero, camino de su casa.

Santamaría pide a Zapatero 'un ejercicio de sinceridad política'

Su equipo mantiene que para izar la bandera de la alternativa no es necesario enumerar medidas. 'Basta con que ponga de manifiesto la falta de credibilidad del presidente del Gobierno y que demuestre que él, con sus años de experiencia, sí la tiene y que es capaz de generar confianza e ilusión', aseguran.

Los conservadores recuerdan que quien se 'examina' hoy es Zapatero y no el líder de la oposición. Por eso, ayer, la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, pidió al jefe del Ejecutivo socialista que aproveche el debate para hacer 'un ejercicio de sinceridad política', que no espere a los Presupuestos y que aclare ya si va a exigir más 'sacrificios' a los españoles en forma de nuevos recortes sociales.

En la cúpula del PP no olvidan dos fechas fundamentales. El 12 de mayo de 2009, cuando Zapatero propuso la Ley de Economía Sostenible. Y el mismo día, pero de este año, cuando anunció, entre otras cosas, la reducción de los salarios de los funcionarios y la congelación de las pensiones.

Pons compara al presidente del PP con Vicente del Bosque

'Lo que queremos saber es lo que ha pasado en este intervalo y lo que nos espera a partir de ahora', exigían ayer desde el PP. A juicio de Santamaría, el cara a cara de hoy es un momento 'idóneo' para que Zapatero responda sobre los resultados de su acción de gobierno y para que explique por qué en los últimos 12 meses ha hecho lo contrario de lo que 'prometió' en el anterior debate.

La portavoz del PP afirmó que Rajoy trasladará hoy que hay 'otro proyecto político' presentando 'un plan global con reformas en todos los ámbitos encajadas y bien ahormadas'. Pero estas, según señaló, tendrán su reflejo en las propuestas de resolución que su partido someterá a votación el día 20 en la última jornada del debate.

Santamaría no quiso desvelar detalles sobre cómo estaba preparándose su jefe. 'Va a ser muy claro', fue todo lo que llegó a concretar. Pero lo cierto es que pocos saben a ciencia cierta cuál va a ser su tono. Cuentan que, como todos los años, se lo ha escrito él, que lo ha hecho 'meticulosamente' y que, para ello, se ha encerrado en su casa en los últimos días. El Grupo Popular, sus asesores habituales y el sociólogo Pedro Arriola le han ayudado a construir su intervención.

Tras la victoria de la selección española en el Mundial del fútbol, en el PP decían ayer que ahora 'toca hablar de la cruda realidad'. 'España no es la Argentina de la dictadura del 78 y el éxito deportivo no va a ocultar el fracaso político de Zapatero ante los ojos de los españoles', explicaba alguien muy cercano al presidente del PP. Las metáforas deportivas están a la orden del día. Tanto que ayer el vicesecretario de comunicación del PP, Esteban González Pons, en declaraciones a Telemadrid, comparó a Rajoy con el seleccionador nacional, Vicente del Bosque. En el Congreso, bromeaban con ello. 'Es el carisma que hace falta en tiempos de crisis', resaltaban.