Público
Público

Rajoy verá a Merkel antes de ir a Bruselas y a Obama, en mayo

Arranca la agenda internacional del presidente del Gobierno con prioridad para la política europea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'La agenda internacional de Mariano Rajoy ha pasado del cero al infinito', resumía ayer un alto cargo del Gobierno. Era la forma de dar a conocer los encuentros que mantendrá el jefe del Ejecutivo la semana que viene y los viajes programados para los próximos meses.

En el programa, cuatro citas suculentas. La primera, el encuentro con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que se celebrará el próximo lunes. Después, la visita oficial a Marruecos el 18 de enero. A continuación se reunirá con la canciller alemana, Angela Merkel, justo antes de que se celebre el Consejo Europeo. Y, por último, acudirá en mayo a Chicago para asistir a la Cumbre de la OTAN donde coincidirá con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Viaja el 18 de enero a Marruecos, donde abordará el acuerdo pesquero

El presidente del Gobierno irá a Berlín el 26 de enero. Está previsto que aborde las relaciones bilaterales entre los dos países pero, sobre todo, que su cara a cara sirva para preparar la cumbre que se celebrará en Bruselas. Aún no se sabe si se modificará su fecha y se adelantará en un día está prevista para el 30 para esquivar una huelga general en el país.

El director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, Jorge Moragas, explicó que Merkel invitó a Rajoy durante la reunión del PP Europeo en Marsella y presumió de que esta había modificado sus compromisos para recibirlo. Lo hará con honores militares antes de mantener un encuentro de trabajo y un almuerzo. Al final de la jornada, el dirigente conservador ofrecerá una rueda de prensa. Merkel y Sarkozy también verán al presidente de Italia, Mario Monti. En esa cita no estará España. Ayer Moragas marcó distancias: 'Nosotros tenemos nuestro criterio y personalidad. Somos gobiernos diferentes'.

El martes de la semana que viene Rajoy también coincidirá con el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy. Al día siguiente se desplazará a Rabat para entrevistarse con Mohamed VI en su primera salida oficial. En el PP creen que su postura respecto al Sáhara no interferirá en sus relaciones con las autoridades marroquíes. 'Estoy seguro de que no va a dar problemas', dijo Moragas, recordando que su partido mantiene la misma posición que defendía en la resolución que votó junto al PSOE en el Congreso y en su programa. En este decía que apoyaba 'el proceso de negociaciones entre las partes, patrocinado por Naciones Unidas, con vistas a lograr una solución conforme con las resoluciones del Consejo de Seguridad y el derecho internacional y a la responsabilidad histórica de España'.

Moragas marca distancias con Italia y presume de la relación con Berlín y París

Los colaboradores de Rajoy se esmeraron por limar diferencias. 'Son muchos los intereses compartidos con Marruecos. La relación es mejor de lo que se imagina', repetían los suyos, descartando asuntos espinosos. No creen que se vaya a tocar el tema de Ceuta y Melilla. Pero sí que es probable que se aborde el conflicto surgido tras no renovarse el acuerdo pesquero entre la Unión Europea y Marruecos en defensa de los intereses españoles.

Moragas contó además que el Gobierno diferencia entre la agenda internacional y la europea. Esta última es primordial debido a la crisis. 'Hablo con París y Berlín cada día', sostuvo.

Ayer también se anunció que no había intención de pedir a la UE mayor flexibilidad para cumplir el objetivo de déficit público de 4,4% para 2012. 'Rajoy ha dicho en varias ocasiones que este es irrenunciable y no hay cambio de posición', indicaron fuentes de la Moncloa.

El 25 de enero se entrevistará con el presidente de Perú, Ollanta Humala. También la primera ministra de Dinamarca, la socialdemócrata Helle Thorning-Schmidt, ha pedido cita con él.