Público
Público

Rajoy vuelve a Valencia nueve meses después

El líder del PP se hará la foto con Francisco Camps en la inauguración del AVE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mariano Rajoy regresa a Valencia. Irá acompañando a los reyes, al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y al ministro de Fomento, José Blanco. Envuelto en la parafernalia de la inauguración del AVE, el líder del PP pisará de nuevo tierras levantinas el próximo sábado 18 de diciembre.

El jefe de la oposición no acude al País Valencià desde el pasado 14 de marzo. Justo ayer se cumplieron nueve meses. Durante este tiempo, Rajoy ha tratado de esquivar la foto con el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, imputado por cohecho impropio por haber recibido presuntamente regalos de los cabecillas de la trama Gürtel y al que están investigando por los delitos de prevaricación, fraude fiscal, falsedad documental y financiación ilegal.

Camps participará en la convención programática del PP en Sevilla

La última vez que Rajoy se acercó fue con motivo de una convención sobre empleo organizada por el PP valenciano, en la que apoyó el derribo del barrio del Cabanyal. Después de participar en el acto, en el que se lo vio más frío que de costumbre con Camps, el líder del PP fue a presenciar las fallas desde el balcón del ayuntamiento, donde pudo observar la tradicional mascletà.

Por aquel entonces ambos eran ya el centro de todos los focos porque hacía más de medio año que no compartían escenario juntos. En concreto, desde que Rajoy acudió a la plaza de toros de Valencia para celebrar el archivo de la causa por los trajes que después el Supremo volvió a reabrir.

Lo cierto es que Rajoy pasó de desvivirse por la Comunitat donde dio varios mítines en plenas elecciones europeas de 2009 a ignorar por completo una tierra con la que aseguraba tener 'una vinculación especial'. Fuentes cercanas a Rajoy le restan importancia y afirman que hasta hace unos días estaba 'muy concentrado' con Catalunya y que ahora sus prioridades son Andalucía y Castilla-La Mancha.

Desde que es secretaria general, Cospedal no ha ido nunca a Valencia

La distancia entre ambos dirigentes se hizo muy evidente el verano pasado cuando Rajoy ya ni quiso celebrar dos años de su proclamación como presidente del PP y declinó arrancar el curso político en Valencia, como había hecho el año anterior. El dirigente conservador prefirió dar el pistoletazo de salida a la temporada desde Santiago de Compostela y se excusó diciendo que no podía asistir a la cena de los conservadores valencianos porque tenía una boda.

Las invitaciones que desde entonces le han ido cursando desde la formación regional no han tenido ningún éxito. La cúpula siempre ha enviado a su vicesecretario de comunicación, Esteban González Pons, o al responsable de justicia, Federico Trillo, en su representación. Rajoy y Camps han coincidido pero siempre en la sede nacional del PP cuando este ha acudido a alguna reunión de barones territoriales.

Rajoy está ahora 'concentrado' en Andalucía y Castilla-La Mancha

En el PP defienden que en el País Valencià no necesitan hacer campaña porque su marca gana con o sin Camps. Pero, en cualquier caso, repetirá como cabeza de cartel en 2011. Ya está bendecido por Rajoy. Pero aún falta que le proclame frente a todos los militantes de forma oficial.

Camps, que está previsto que participe en la convención programática de Sevilla en enero, se tendrá que conformar de momento con la imagen del sábado. Al PP valenciano le encanta retratarse junto a su jefe de filas. En más de un encuentro se ha podido ver al presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, persiguiendo a Rajoy para que quedara constancia de su buena relación. Y en la última interparlamentaria de los conservadores en Canarias, el secretario general del PP valenciano, Antonio Clemente, y la directora de la campaña, Paula Sánchez de León, también hicieron lo propio para inmortalizar su encuentro con María Dolores de Cospedal.

No es extraño, teniendo en cuenta que la mano derecha de Rajoy no ha ido nunca a la Comunitat desde que es la secretaria general. Ella dice que es porque no le cuadra la agenda. Otros, en su partido, comentan que no es bien recibida por el tema del agua.

Por otro lado, Camps también ha emitido bonos patrióticos para capear la crisis económica. Venderá 1.000 millones de euros en bonos a 12 meses con una rentabilidad del 4,75% y una comisión del 3% para las entidades. La emisión será, en principio, calcada de la operación del president de la Generalitat de Catalunya en funciones, José Montilla. Algo que durante la campaña catalana Rajoy denunció en repetidas ocasiones.

El líder del PP criticó que Montilla recurriera a estos pagarés porque había 'gastado lo que no tenía' y 'mucho más de lo que podía'. Además, dijo que 'hipotecaban el futuro' de Catalunya. Ahora Rajoy afirma que 'nunca' dijo eso y que es lo único que pueden hacer las comunidades para paliar 'la mala política' de Zapatero.