Público
Público

Sin rastro de las facturas por las que el duque cobró a Nóos 2,6 millones

Las dos empresas de Urdangarin giraron a la ONG 45 facturas, de las que sólo han aparecido cuatro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Casi cuatro meses después del estallido del episodio de presunta corrupción que mañana colocará ante el juez a Iñaki Urdangarin, los investigadores del caso no sólo afianzan cada vez más la tesis de que el gran entramado cobraba humo a precio de oro sino que siguen sin hallar rastro de 41 de las 45 facturas giradas contra el Instituto Nóos por las dos empresas con participación directa y declarada del duque de Palma: Nóos Consultoría Estratégica SL y Aizoon SL. Hay un listado que consigna la fecha de cada factura y su importe. Pero el papel que refleja los cargos en sí o no existen o se encuentran en paradero desconocido.

Libradas entre 2004 y 2007, esas 45 facturas reportaron a Nóos Consultoría y Aizoon 3,5 millones pagados por la asociación altruista que capitaneaban el propio duque de Palma y su socio Diego Torres. Pero 2,6 de esos 3,5 millones fueron cobrados por trabajos de los que no queda ni la huella más elemental: la factura. Los registros, tanto el practicado en la sede de esas dos empresas como en la del Instituto Nóos, han resultado inútiles. La ausencia de estas notas contables refuerza una sospecha ya cimentada por las declaraciones de los testigos: la de que Nóos Consultoría y Aizoon cobraron del Instituto Nóos porque sí. Sin hacer nada distinto a lo que la ONG hacía a través de su plantilla.

Las facturas en sí no han aparecido: sólo hay un listado que las detalla

Las facturas deben conservarse cinco años. Transcurrido ese plazo el de prescripción de los delitos fiscales, resulta común que las empresas las conserven en papel o en formato digital. Ni lo uno ni lo otro ha ocurrido aquí. Las fuentes consultadas aseguran que, durante los registros de noviembre en Barcelona, la Policía y la Fiscalía recibieron de los imputados la indicación de dirigirse a una gestoría local. Pero esa gestoría sólo lleva la contabilidad de Nóos Consultoría SL, tarea que comenzó a acometer en 2009. El acta del registro practicado el 7 de noviembre constata que ni Nóos Consultoría SL ni Aizoon SL tenían 'espacio físico' propio en su domicilio oficial, localizado en el bufete del conglomerado empresarial. Pese a su pujante actividad durante años, ninguna de las dos empresas más estrechamente ligadas al duque de Palma tenía ni un archivador propio.

Justamente entre 2004 y 2007, el Instituto Nóos captó 5,8 millones de la Generalitat Valenciana y el Govern balear. Una cifra idéntica a esa terminó en las cuentas de cinco sociedades de la trama. Las que mejor parte obtuvieron fueron las dos empresas vinculadas directamente a Urdangarin: Nóos Consultoría SL, cuya propiedad compartió con Diego Torres al menos hasta junio de 2006, y Aizoon SL, que pertenece paritariamente al duque y a su esposa, Cristina de Borbón.

De los 3,5 millones que acabaron en las cuentas de esas dos mercantiles, Aizoon SL percibió 747.889 euros por 11 facturas. Pero sólo hay evidencia física de dos de las 11. Y, según fuentes del caso, suman 290.000 euros, aunque Anticorrupción duda de que incluso esos existieran en realidad. Pero incluso en el escenario más benévolo, ningún documento o prueba tangible explica por qué Aizoon cobró los otros 457.890 euros. Desde su constitución en 2003, Aizoon es propiedad del yerno del rey y su esposa, Cristina de Borbón.

Una de las aportadas pertenece a Aizoon y fue la que puso en alerta a Hacienda

En lo que respecta a Nóos Consultoría SL, las fuentes aseguran que hay constancia de dos de las 34 facturas del listado. Este diario no ha podido averiguar su importe. Pero sí es factible hacer una aproximación partiendo de la hipótesis de que una de las facturas es la más alta de la serie (457.040 euros) y la otra, la segunda de mayor cuantía (232.000 euros). En ese supuesto el más favorable para Nóos Consultoría, ascendería a 2,14 millones lo que la empresa cobró de Nóos por trabajos sin factura visible.

Una de las dos facturas de Aizoon aportadas es precisamente una de las más controvertidas. Emitida contra el Instituto Nóos el 23 de diciembre de 2005 por 174.000 euros, su encabezado presenta el siguiente concepto: 'Gestión de la logística de IB Forum [Illes Balears]'. Esa es la factura que alertó a Hacienda. ¿Por qué? Porque, supuestamente para abonar en 2008 lo que de ella quedaba pendiente de pago, la mujer de Diego Torres sacó del banco 147.800 euros. Y 15 días más tarde, ingresó de nuevo la misma cantidad: pero en billetes de 500 euros.