Público
Público

Rebelión en Ezentis contra la constructora que pagó al PP

Financió ilegalmente al PP con 130.000 euros en 2008

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los accionistas minoritarios de Ezentis, compañía tecnológica cotizada con 5.000 trabajadores y 82.000 accionistas, exigen que se dé marcha atrás en la adquisición de la constructora Sedesa, que según el juez del caso Gürtel, Antonio Pedreira, financió ilegalmente al PP con 130.000 euros en 2008. La empresa perteneció hasta junio del año pasado a Vicente Cotino, sobrino del exvicepresidente de la Generalitat valenciana y hoy presidente de las Cortes autonómicas, Juan Cotino. A principios de este mes, la empresa solicitó el preconcurso de acreedores, el paso previo a la suspensión de pagos, con lo que ha puesto en peligro a todo Ezentis, según los minoritarios.

'Sedesa es un tumor para Ezentis', aseguró ayer Luis Miguel Medina, presidente del Núcleo Estable de Accionistas Minoritarios, que se constituyó tras la presentación del preconcurso y que en apenas 15 días reúne ya a más del 5% del capital. Los minoritarios, asesorados por el bufete Cremades & Calvo-Sotelo, exigen una investigación a la Comisión del Mercado de Valores para conocer una operación que juzgan 'fuera de toda lógica' y 'sujeta a conflicto de intereses'.

Ezentis es una compañía tecnológica sin relación previa con la construcción, y adquirió Sedesa, rebautizada luego como Ezentis Infraestructuras, por 30 millones de euros mediante una ampliación de capital decidida tras señalar Pedreira el supuesto pago ilegal de Sedesa al PP. En aquel momento, el banco japonés Nomura era el accionista de referencia de Ezentis, que tenía como consejero a Ignacio López del Hierro, marido de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.