Publicado: 18.10.2015 12:39 |Actualizado: 18.10.2015 12:39

La recaudación por IRPF se ralentiza hasta septiembre tras el adelanto de la rebaja fiscal

Los ingresos por el Impuesto de Sociedades repuntan un 21,3% en el mismo periodo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones públicas. EUROPA PRESS

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones públicas. EUROPA PRESS

MADRID.- La recaudación del IRPF creció un 0,4% interanual hasta septiembre en términos homogéneos, según datos del Ministerio de Hacienda, que muestran la ralentización de los ingresos por este impuesto después de que el Gobierno adelantara al 1 de julio de 2016 la segunda parte de la rebaja del mismo. Hasta agosto, los ingreos homogéneos por IRPF estaban creciendo un 1,2% interanual.

A pesar de este tímido crecimiento, fuentes del departamento de Cristóbal Montoro han afirmado que no es un mal dato precisamente teniendo en cuenta la rebaja del IRPF que entró en vigor el 1 de enero de 2015 y el adelanto de la reducción adicional que estaba prevista para 2016.



De hecho, la reforma tributaria hasta septiembre ha supuesto un ahorro para los contribuyentes de 3.005 millones en IRPF y de 411 millones en el Impuesto sobre Sociedades en el mismo periodo. A pesar de esta rebaja, los ingresos por este último tributo han crecido un 21,3% en términos homogéneos entre enero y septiembre.

El dato del escaso aumento de la recaudación del IRPF contrasta además con el incremento de los ingresos fiscales totales en el mismo periodo, que aumentaron un 4,8% interanual en los nueve primeros meses del año. El IVA que pagan las grandes empresas creció en el mismo periodo un 7,9% interanual, mientras que los pagos de las pymes en este mismo impuesto se elevaron un 11,5% respecto al mismo periodo del año anterior.

En 2015 se habrán recuperado casi todos los ingresos perdidos

A la vista de la evolución de los impuestos, el Ministerio de Hacienda prevé que al cierre de 2015 se habrá recuperado ya gran parte de la pérdida de ingresos con motivo de la crisis económica, debido a que la recaudación impositiva total superará los 182.000 millones de euros, ligeramente por debajo de los 200.676 millones que se registraron en 2007, antes de la crisis, pero muy por encima de los 161.760 millones que se recaudaron en 2011.

De hecho, la recaudación por IRPF en 2015 alcanzará, según las previsiones de Hacienda, los 71.467 millones de euros, muy cerca ya de los 72.614 millones que se recaudaron en 2007. Lo mismo sucederá con los Impuestos Especiales, que recaudarán enste año 19.129 millones, cifra muy similar a los 19.786 millones que se ingresaron en el año anterior a la crisis. 

En el IVA, en cambio, se mejorará la recaudación previa la recesión, ya que los ingresos al cierre de 2015 ascenderán a 59.920 millones de euros, 4.000 millones más que lo que se recaudó por este concepto en 2007, debido a que el Gobierno elevó este tributo.

Sociedades recauda la mitad que antes de la crisis

Por el contrario, el único impuesto que aún no ha recuperado los ingresos previos a la crisis es el de Sociedades, que sumará 22.604 millones este año, la mitad de las cifras de 2007 (44.823 millones). Esta diferencia de ingresos se concentra exclusivamente en el tributo que pagan las pymes, que en 2007 alcanzaba los 4.800 millones de euros y que a finales de 2015 supondrá tan sólo 1.900 millones.

Lo que sí está en niveles precrisis es el pago del Impuesto de Sociedades por parte de las grandes empresas y grupos consolidados, que alcanzará los 18.878 millones de euros este año, ligeramente por encima de los 18.070 millones que se recaudaron por este concepto en 2007.

El déficit de la Seguridad Social en el 1%

La mejora de la recaudación permitirá, según Hacienda, cumplir con el objetivo de déficit del 4,2% previsto para este año, aunque fuentes de este departamento admiten que tanto la Seguridad Social como las comunidades autónomas tendrán más déficit del previsto, lo que se compensará con los menores 'números rojos' del Estado y el mayor superávit de los ayuntamientos.

En concreto, Hacienda estima que el déficit de la Seguridad Social podría rondar el 1% del PIB, frente al 0,6% estimado, mientras que las comunidades también superarán el déficit del 0,7% previsto para este año. En cambio, el Estado tendrá un déficit inferior al 2,9% del PIB y los ayuntamientos mejorarán la estimación del déficit cero y registrarán varias décimas de superávit.