Público
Público

¿Por qué ha recibido Esquerra el castigo más duro?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

ERC ha sufrido un descalabro de proporciones históricas y ha retrocedido de los 23 diputados de Josep-Lluís Carod-Rovira en el año 2003 a los diez diputados de Joan Puig­cercós en su primera candidatura a la Presidencia de la Generalitat.

Ayer en Esquerra el equipo del candidato daba por hecho que nadie iba a dimitir, pero conociendo el alma inestable del partido, Puigcercós se tendrá que emplear a fondo para poder repetir como cabeza de lista dentro de cuatro años.

Su antecesor, Carod, no ha hecho campaña y guarda silencio, aunque siempre ha dicho que no da por terminada su carrera política. Habrá que ver si Esquerra opta por reforzarse en la oposición o si intenta llegar a pactos con Convergència i Unió para no perder la cultura de gobierno.

Al final la división del independentismo en diferentes firmas la ha dejado como la quinta fuerza del Parlament, y la ola de la manifestación independentista del 10 de julio se la lleva la formación liderada por Artur Mas.

Por su parte, el candidato de ICV-EUiA, Joan Herrera, tampoco tuvo una buena noche. Si hasta ahora era la única fuerza del Tripartito que resistía, la inercia perdedora la ha forzado a retroceder también en número de escaños, y en su caso su papel en los próximos cuatro años queda claro que es el de la oposición.