Público
Público

"Antes de hacer recortes sociales me corto un dedo"

Entrevista a José Antonio Monago, líder del PP de Extremadura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, estaba convencido de que José Antonio Monago iba a ganar las elecciones en Extremadura y, por eso, la noche del 22-M fue de una de las comunidades de las que estuvo más pendiente. El líder del PP extremeño se impuso al PSOE pero se quedó a falta de un escaño para la mayoría absoluta. El próximo 7 de julio será investido en el cargo con la abstención de Izquierda Unida.

¿Da por hecho que será el futuro presidente de Extremadura?

'Yo no he ofrecido a IU, ni en público ni en privado, formar parte del Gobierno'

No. Lo único seguro es que algún día moriremos porque no somos eternos. Pero la probabilidad de que sea presidente es muy alta porque las personas de IU son gente de palabra y la van a mantener.

Pero les están presionando.

Creo que puede más la presión de la democracia de las bases de IU en Extremadura.

¿Quiere decir que Cayo Lara no tiene peso ni influencia?

No. Lo que pasa es que Lara está al frente de una formación federal. Es el mundo al revés. A mí, el PP, que es un partido nacional, me da libertad para llegar a pactos con todo el mundo y sin embargo uno federal, desde Madrid, quiere hacer valer su criterio.

¿No siente vértigo por depender de tres personas?

El oído interno me funciona perfectamente y no tengo sensación de vértigo. Tengo el de la responsabilidad. Se abre una legislatura apasionante, que es gobernar con minoría. A mí nunca me han asustado los retos y este es uno.

¿Es consciente de las dificultades que va a tener?

Sí pero tengo la tensión baja y soy corredor de fondo. Hay que aplicar mucho el sentido común. El acuerdo y el diálogo deben ser fundamentales en esta legislatura. Por encima de todo debe prevalecer el interés general de los extremeños y eso hace que determinadas posiciones se deban revisar. Yo no puedo gobernar con las 993 propuestas de mi programa porque los ciudadanos me han dicho que me ponga de acuerdo con el resto. Y querer imponerlo, sin tener mayoría, es irreal.

'La derecha mantuvo el impuesto de patrimonio y llegó Zapatero y lo quitó'

¿Entonces va a gobernar con un programa de izquierdas?

No. Con uno del PP y con algunos matices que introdujo IU. Habrá que buscar puntos de encuentro y lo haremos. Pero luego habrá que poner más de 900 medidas sobre la mesa y estas no llevan un sello genuino del PP. Hay cosas que no tienen color político.

¿No le hace ningún guiño a la derecha que lo votó?

'Mi equipo no firmará un código ético. Su comportamiento se supone'

¿Usted cree que hay más de 307.000 personas de derechas en Extremadura? La inmensa mayoría de los votantes del PP son personas moderadas. Cada uno me puede poner el apellido que quiera pero yo soy muy de centro.

¿Teme que en unos meses PSOE e IU le presenten una moción de censura?

Los designios del señor son inescrutables y los de la política, también. No sé. No parece razonable que se produzca una abstención y luego una moción, salvo que las cosas se desvirtúen.

¿Y si se produjera, convocaría elecciones?

No lo sé. Lo analizaríamos.

IU le ha planteado recuperar el impuesto de patrimonio. Sé que es competencia estatatal. ¿Pero instará al parlamento regional a que se lo reclame al Gobierno

La gente no tiene memoria histórica. El impuesto de patrimonio no se quitó con un Gobierno de Aznar. La derecha mantuvo ese impuesto a los ricos y llegó Zapatero y lo quitó. Ahora es IU quien nos pide que se lo exijamos al Gobierno de España.

También le ha pedido que no suprima el impuesto de sucesiones y ha anunciado que lo modulará. ¿No rompe la disciplina del PP?

No, rompería la disciplina del PP si teniendo mayoría no cumpliera con la palabra dada a los electores. Pero no la tengo y debo matizar algunas propuestas. Pienso que hay que hacer liquidaciones aplicando el sentido común. ¿Qué lega una familia extremeña de renta media? Una casa, una parcela, una cochera. Lo que no podemos hacer es que cuando los bienes pasan a sus hijos estos tengan que vender parte. Ya tributaron cuando los adquirieron. Otra cosa es el que tenga 150 casas y le salga gratis total.

'A los terratenientes que les den', dijo el otro día...

No, dije que les den a los terratenientes que viven en la calle Serrano de Madrid y no han hecho nada por Extremadura. Es distinto. Es que yo no le debo nada a nadie. Se lo debo a los electores, a mis paisanos. Al señor que tenga su tierra en producción le tengo el máximo respeto porque está generando riqueza y empleo. Pero no al que la tiene como un plan de pensiones.

¿No teme ganar enemigos?

Es que yo no vengo a ganar amigos o enemigos. Vengo a resolver los problemas de Extremadura. Decir a todo que sí y querer quedar bien no es mi estilo. Quien tiene posibilidad de desarrollar mi tierra y no lo hace, lo único que se gana es mi indiferencia. No voy a perder un minuto con ellos. Yo no he venido de Robin Hood pero soy muy cartesiano. Lo que no me aporta valor añadido que se quede en la cuneta.

El presidente en funciones, Guillermo Fernández Vara, lo ve como Groucho Marx cuando dijo 'tengo estos principios, amigo, pero si no le parecen bien tengo otros'.

Yo no tengo bigote. En serio. Es paradójico que lo diga él que la noche electoral puso en subasta el Consejo de Gobierno. Ofreció todo a IU e imploró que respetásemos su decisión. A mí él me parece Manolo y compañía. ¿Se acuerda de aquella serie? Cada vez que picaban en la pared, rompían una tubería.

Hay quien cree que el PP ha comprado' a IU...

No es verdad. Yo no he ofrecido ni en público ni en privado que formaran parte del Gobierno. Hay quien aún no ha aceptado que ha perdido las elecciones.

¿Se puede hablar de pinza?

El PSOE dice que hay pinza pero a ellos les encantaría haberse fusionado con IU. No se puede hablar de pinza porque no hay un apoyo expreso. Lo que hay es una abstención que permite algo tan democrático como que gobierne la lista más votada.

¿No se precipitó usted el otro día al ir a Madrid a contarle a Rajoy sus planes?

Estuve hablando dos horas con Mariano de lo divino y de lo humano como dos personas que nos tenemos mucho afecto. Y no fui a que me diera el visto bueno a nada, sólo a explicarle la situación en Extremadura de primera mano y sin intermediarios. Me preguntó que si tenía resueltas las dos áreas que para él eran fundamentales en cualquier Gobierno autonómico, Administración Pública y Hacienda. Le dije que sí y le pareció perfecto.

¿No se asustó cuando le dijo que le iba a dar la vuelta a su propuesta fiscal?

No porque Mariano entiende que en esta España plural el PP no es mimético de una comunidad, que cada una tiene sus particularidades. Se puede hacer una política más liberal en Madrid porque hay tejido empresarial y dinamismo económico. Pero no lo puedo aplicar en Extremadura. La intervención de la Administración tiene que ser mayor.

¿Cómo va a cumplir su promesa de austeridad?

Vamos a reducir altos cargos y consejerías, de 11 a 7. Hay que reestructurar el Gobierno y las propias consejerías. Me he comprometido a ello.

¿Y con ello se logra un buen recorte o un pico?

Un piquillo de muchos millones porque no son sólo los consejeros, sino también los secretarios y las direcciones generales, los edificios administrativos, los coches oficiales, mucho gasto corriente...

¿Recortes sociales?

No. Yo no he venido a hacer recortes sociales. Antes me corto un dedo, ¡vamos!.

'A mí nunca me han asustado los retos, y gobernar en minoría lo es'

¿Qué va a hacer para recuperar empleo?

Hay que hacer ajustes y ese dinero ponerlo a disposición de los emprendedores, que en Extremadura son básicamente pymes, autónomos, agricultores y ganaderos. Hay que defenderlos ante la Unión Europea y necesitan aún los Fondos de la Política Agrícola Común. Nosotros no vamos a ser líderes en I+D+I, el Silicon Valley de Europa. Es como si pongo Cabo Cañaveral en Extremadura. Esa no es mi vocación. Ellos no podrán tener el sector agroindustrial que nosotros podemos desarrollar. Nosotros tenemos agua, buenas tierras y energía.

¿Qué cree que se va a encontrar en los cajones?

De momento hay 1.800 millones de euros de deuda oficial y pediré el informe del estado de las cuentas a los servicios de Economía y Hacienda. Si hay créditos reconocidos o no, aparecerán. Si la cifra es real, se confirmará. Y si hay una desviación se la contaré a los extremeños. Pero vamos a ver cómo están las cosas.

¿Piensa usted hacer firmar a su equipo un código ético?

Es como en la mili, el valor se presupone. El tener que firmar un código ético quiere decir que no hay comportamientos éticos y eso debe ser inherente al cargo público.

¿Si alguno de sus cargos es imputado lo echará?

No. Hay un principio en derecho que es el de presunción de inocencia. Hay muchos casos de gente que ha sido imputada y luego ha sido puesta en libertad sin cargos y han sobreseído su causa habiéndole hecho un daño irreparable.

¿En su Gobierno se podrán aceptar regalos?

No.

¿Ni jamones?

A mí me han regalado muy pocos jamones. Normalmente paletilla. Sobre todo con la crisis. Yo quiero que la relación de los proveedores con la Administración no vaya más allá de lo que puede ser el típico regalo de un bolígrafo, que no sea bueno, o un calendario. Nadie se vende por propaganda. Pero más allá de eso lo que hay que hacer es devolverlo.

¿Qué va a pasar con el despacho del expresidente Juan Carlos Rodríguez Ibarra cuyo gasto su partido ha tachado de 'vergonzoso'?

Es una decisión que corresponde a la Mesa de la Asamblea. Mi crítica en todo caso podría ir destinada a quien era el presidente de la comunidad. Ibarra forma parte de la historia de Extremadura.

Pues él recriminó a Vara que hubiese contribuido a crear 'el monstruo Monago'.

A toro pasado es muy fácil decirlo. Creo que Vara hizo bien llegando a acuerdos con la oposición y nosotros aceptándolos. Vara repetía que no tenía necesidad de hacerlo. Yo tampoco. Me podía haber dedicado al modelo clásico, a hacer oposición por oposición. Sacamos por consenso la Ley de Educación, el Estatuto de Autonomía y muchas otras cuestiones. Él propuso los 60.000 euros, el tramo autonómico del IRPF a rentas superiores, y lo apoyé. Como Ibarra estaba acostumbrado a dar trompazos como el carnero, piensa que todo el mundo hace lo mismo. Si Ibarra se hubiera presentado en estas elecciones, el descalabro habría sido superior para el PSOE. Parece que la causa de todos los males es Vara pero probablemente con su antecesor no me habrían faltado 4.000 votos para gobernar con mayoría.

¿Qué le pareció el Debate sobre el Estado de la Nación?

Me pareció que Zapatero es como ese nadador que está en medio del Atlántico dando brazadas y cuando pasa un barco le dice que no se preocupe que ya llegará a la otra orilla. Es un optimista compulsivo con la que está cayendo.

¿Cree que va a convocar elecciones en otoño?

Creo que agota la legislatura.

Si Rajoy gana las generales y le llama para que se vaya con él, ¿lo haría?

No. Le diré lo que pone en los baños de los aviones: 'Estoy ocupado'. No quiero puesto en Madrid. Bastante tengo con lo que quiero hacer en Extremadura.

¿Por qué el PP minusvalora el 15-M?

Estuve dos mañanas en Sol. Al empezar el movimiento, que era muy vivo y, al final, que se degradó bastante.

¿Eso le pareció la manifestación del 19-J?

Se perdió una oportunidad buena de crear una comisión en el Congreso para escuchar al 15-M. Habríamos conocido a sus líderes y sus mensajes porque son difusos. Ahora estoy de acuerdo en que hace falta una regeneración de la vida política.

¿Piensa que es un movimiento contra el PP?

Ha habido más para unos que para otros. En Sol había un sitio que se llamaba punto de desinformación, con portadas de diarios en las que en la mayoría de las fotos salían Rajoy, Cospedal o Arenas. No había ninguna de Zapatero. Es cuando me pareció que se empezaba a distorsionar un movimiento que tenía que ser independiente.