Público
Público

Los rectores admiten el exceso de títulos universitarios

Un demoledor informe elaborado por las universidades critica el aumento de titulaciones de los últimos 12 años. Hay un 15% menos de alumnos y un 43% más de carreras que en 1996

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una combinación de intereses de las comunidades autónomas y de los claustros de profesores ha llevado al sistema universitario español a un nivel de ineficiencia alarmante en los últimos 12 años. Un informe de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), presentado ayer en Madrid, señala que desde 1996, año en el que las competencias universitarias fueron transferidas a las autonomías, la demanda de matriculaciones ha caído un 15,15%, mientras que el número de títulos ofrecidos ha crecido un 43,39% .

Los rectores reconocen que hay un desfase entre oferta y demanda. El informe señala que 'desde un enfoque de eficiencia' de los recursos económicos es incomprensible la expansión de títulos y duda de 'la continuidad' de las universidades públicas que tienen pocos alumnos. La población universitaria ha caído desde 1996 en 185.235 estudiantes, principalmente por cuestiones demográficas. Sin embargo, el número de títulos ofrecidos se ha incrementado en 725 nuevas enseñanzas hasta llegar a 2.396 títulos.

La conclusión más grave del sistema es la sobrecualificación

El estudio, dirigido por el gerente de la Universidad de Jaén, Juan Hernández Armenteros, señala que los títulos han crecido al mismo ritmo que el personal docente investigador (PDI) y el personal de administraciones y servicios (PAS). El número de docentes ha aumentado un 43,55% desde 1996 y la oferta académica un 43,39%. El documento apunta a 'los propios intereses de los claustros académicos' para explicar la 'subactividad' de algunas carreras.

La conclusión de mayor gravedad sobre el expansivo sistema universitario es la sobrecualificación. 'Los egresados encuentran dificultades para lograr su pronta empleabilidad y cuando esta se produce puede suceder que la adecuación de la formación a la actividad laboral no siempre es la idónea', asegura un párrafo demoledor del informe, titulado La Universidad española en cifras 2010.

El presidente de la CRUE y rector de la Universidad de Cantabria, Federico Gutiérrez Solana, prefirió destacar el papel investigador del campus. 'En la última década se ha multiplicado por tres la producción científica salida de la universidad', enfatizó ante la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, que estuvo en la presentación del informe. El rector cántabro destacó también el buen rendimiento académico de los españoles. La tasa de graduación que mide el número de alumnos que obtiene el título universitario a la edad que le corresponde es del 79%, por encima de la media de la UE (70%).

Garmendia pidió a los rectores mayor 'actitud emprendedora'

'¿Acaso nos informa el número de alumnos graduados sobre su capacidad para ser investigadores y emprendedores?', respondió Garmendia en un discurso preparado para reclamar a los rectores mayor espíritu innovador. La ministra valoró la iniciativa del informe y recriminó a la comunidad universitaria mayor 'actitud emprendedora'.

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo (anterior presidente de la CRUE), recogió el guante de la ministra, que hasta su llegada al cargo gestionaba la política universitaria, y elogió repetidamente a sus antiguos compañeros rectores. 'Este año hay 2.338 grados, 2.429 másteres, 1.624 doctorados... No sé si estos números dicen algo. Yo sí tengo una reflexión: qué enorme trabajo. Gracias a todos vosotros por llevarlo a cabo', enfatizó ante numerosos rectores.

El número de alumnos ha caído desde 1996 en 185.235

El informe revela la radiografía exhaustiva de la Universidad en 2008, justo antes de que se adaptaran las antiguas licenciaturas a los nuevos grados del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) conocido como Plan Bolonia. La supuesta modernización de la oferta de títulos, en busca de una especialización de cada centro, no se ha producido. 'Ahora, con el EEES, lo de los másteres es una fiebre, un sarampión. Un despropósito', señaló a Efe el profesor Hernández Armenteros.

El informe no tiene en cuenta el repunte de las matriculaciones en los últimos dos cursos que mejora las pobres matriculaciones de algunos de los grados. Ahora, el numero de alumnos es de 1,4 millones.

El documento de la CRUE denuncia que el desajuste de títulos es tal que en 16 de las 47 universidades públicas presenciales la mitad de los nuevos grupos del curso 2008/2009 no llegaban a 55 alumnos. De hecho, en cinco universidades, un tercio de las titulaciones ofrecidas apenas llegaron a 20 matriculados. El objetivo de financiación marcado por las universidades cuenta con 80 matriculados por clase. Esa media no se alcanza en ninguna de las ramas. Las que más demanda tienen son las técnicas, donde apenas llegan a 63 nuevas matrículas.

Los datos critican las presiones de las administraciones locales por crear nuevos centros sin diseñar un catálogo de títulos especializado que contribuya de manera notable a la productividad local. Como ejemplo, aparece la Universidad de Castilla-La Mancha, creada en los últimos diez años, y que copia el modelo de los centros generalistas que ofertan todo tipo de títulos como Derecho, Económicas, Farmacia o Enfermería. Esta comunidad ha aumentado su oferta académica un 88,83%.

El crecimiento castellanomanchego junto con el del País Valencià, Madrid y Murcia cuenta con una fácil explicación. En estas autonomías se han creado nuevos centros en la última década, elevando a 47 el número de universidades públicas presenciales.

La Rey Juan Carlos en Madrid cuenta con campus en las localidades de Alcorcón, Fuenlabrada, Móstoles y Vicálvaro. Este joven centro explica el perjuicio que la proliferación de universidades ha provocado a la movilidad de los estudiantes, de manera que el principal motivo de elección de centro es la proximidad geográfica.